OMPRESS-NAVARRA (22-03-19) Ya han tenido las dos grandes javieradas, sencillamente conocidas como la primera y la segunda, las tradicionales peregrinaciones al Castillo de Javier, para venerar al patrono de las misiones y de Navarra. Han tenido lugar el domingo 10 de marzo y el sábado 16 de marzo. Desde la delegación de misiones de Pamplona-Tudela, han valorado este último encuentro en torno a la figura y ejemplo de San Francisco Javier:

“¡Qué bonito día nos ha regalado el Señor!, así comenzó su homilía D. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona y Tudela, bajo un sol espléndido y un cielo azul que vio pasar por Javier a 24.600 peregrinos, durante la segunda Javierada. La eucaristía ante una plaza abarrotada daba fe de ello.

El esfuerzo de organización de un evento como este es más que satisfactorio cuando ves a los peregrinos disfrutar de un día de fiesta compartida. Fe, misión, celebración sacramental, y el sacrificio de haber caminado tantos kilómetros hasta la ‘casa’ del Patrono de las Misiones recompensado por una primavera anticipada. Ojalá que estas Javieradas, enmarcadas este año por el Mes Misionero Extraordinario, sean una hermosa metáfora de una primavera misionera llena de frutos y vocaciones.

Los medios, este año, han dado bastante eco de las cifras de participación que han sido muy numerosas durante las dos Javieradas. Si estas noticias llegan a oídos de nuestros misioneros, por cualquier medio, que sepan que ellos son el “alma mater” de esta ‘movida misionera’ que promueve la misma diócesis que un día los envió a tierras de misión.

Nos sentimos en ‘común-unión’ con todas las Delegaciones de Misiones y de las Obras Misionales Pontificias en todo lo que hacemos y agradecemos la labor de tantos y tantos que hacen posible la Misión en todos los ámbitos, incluso el digital. ¡Que no hubiera hecho San Francisco Javier navegando el 6º continente! No podemos evitar soñar después de unas peregrinaciones como estas… ¡Gracias San Francisco Javier, Patrono de las Misiones!”.