OMPRESS-PORTUGAL (07-05-19) Este fin de semana pasado las Misioneras Combonianas de la provincia de Europa se reunían en Fátima, Portugal, para su asamblea anual. Una asamblea dedicada a la formación y la reflexión personal y comunitaria.

En este encuentro han estado presentes 44 hermanas de 8 nacionalidades diferentes. Han llegado misioneras desde Escocia, Reino Unido, Portugal y España en donde trabajan, sobre todo, con jóvenes y en la animación misionera de las Iglesias locales.

El último día del encuentro, cuenta la hermana Prado, “vivimos de un modo particular la celebración de los 50 años de consagración misionera por parte de tres de nuestras hermanas: Celeste Marques de Portugal, y Milagros Zabalza junto a Teresa Yago de España. Era también la fiesta de otras dos hermanas que no pudieron desplazarse por motivos de salud: Manuela Martín y Mari Juli Pérez. Fue un momento intenso vivido con sencillez y alegría. 50 años de cada una de ellas vividos por y para la misión en diferentes países: Sudán, Egipto, Oriente Medio, República Democrática del Congo, Ecuador…”.

Las hermanas tuvieron en el santuario de Fátima el marco ideal para la oración. Allí, a los pies de la Virgen de Fátima, han presentado las muchas situaciones que viven en las diferentes misiones y realidades en las que trabajan.

En la actualidad, las Misioneras Combonianas en el mundo son 1.267, presentes en 35 países. Una de las primeras congregaciones misioneras femeninas ad gentes, su fundador, Daniel Comboni, quería que fueran “mujeres enamoradas de Cristo Jesús, siempre en camino por las rutas de la misión, para ser las hermanas y compañeras de viaje de los últimos”. Esa es la vida por la que han optado estas hermanas, misioneras y combonianas.