OMPRESS-MADRID (16-10-19) “Frente a la indiferencia de muchos y tantas noticias malas que vemos en los informativos, la Iglesia está trabajando”, ha afirmado José María Calderón, director nacional de las Obras Misionales Pontificias de España en la rueda de prensa del DOMUND. En ella ha intervenido la hermana Teresa Amayuelas, hablando de su vida misionera en África, donde lleva 38 años. Junto a ella, participó también el Director General para África del Ministerio de Asuntos Exteriores, Raimundo Robredo, que habló de los puntos de colaboración que pueden ponerse en marcha para proteger y ayudar a los misioneros españoles.

“Desde hace treinta años, la Iglesia ha creado al día dos instituciones sociales y seis educativas”, explicaba José María Calderón en su intervención. Destacaba que ha cambiado el rostro de la Iglesia, y que la presencia de católicos africanos y asiáticos ha aumentado. Si en 1989 de cada cien católicos, 9 eran africanos, en la actualidad son 18.

Precisamente, para mantener vivo todo este trabajo evangelizador y caritativo se organiza actualmente la Jornada Mundial de las Misiones, que este año se celebra en todo el mundo el próximo domingo 20 de octubre. “El Domund hace posible que la Iglesia exista en las misiones, no sólo son proyectos de ayuda, es la Iglesia misma, que se preocupa de las diócesis más necesitadas”, señalaba el director nacional de OMP. Precisamente esta es la institución que organiza esta jornada, y que trabaja a lo largo del año para dar a conocer el trabajo de los misioneros y sostener su labor.

Con ella se puso en contacto en junio Raimundo Robredo, Director General para África de la Secretaría de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores. Explicaba que, cuando tuvieron noticia de los misioneros asesinados a lo largo de 2019, se plantearon cómo reforzar la protección a este colectivo, que no vive en grandes ciudades, sino que está en los sitios más remotos. Según ha explicado, el Ministerio de Exteriores está llevando adelante el III Plan África, para apoyar al desarrollo del continente africano, y a la paz. “Hay mucho en lo que podemos colaborar con OMP”. Después de un par de reuniones, la Dirección General para África está empezando a trabajar con OMP para crear sinergias entre los misioneros y las embajadas españolas. Por parte de los misioneros, podrán tener un mayor conocimiento de las ayudas que tienen disponibles de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Además, podrán tener cauces específicos para relacionarse con la embajada en caso de futuras crisis, y para trabajar en la diplomacia preventiva.

Teresa Amayuelas, concepcionista misionera de la enseñanza, ha estado 38 años en África, en cuatro países: R. D. Congo, Congo Brazzaville, Guinea Ecuatorial y Camerún. En su intervención en la rueda de prensa ha explicado varias de sus experiencias en R. D. Congo, desde donde tuvieron que evacuarla por el peligro de la guerra. “Cuando estás trabajando con la gente, lo que menos quieres es marcharte, pero tenía voto de obediencia, y le ofrecí a Dios este desgarro por el país”. Un tiempo después, pudo regresar, y sufrió una agresión de un hombre, que le asaltó con una bayoneta, y le dio 20 puñaladas. “Dos días antes, en la oración, le había pedido a Dios que me permitiera compartir el sufrimiento de la gente en mi carne. Cuando me caía al suelo, sentí dentro al Señor que me decía: no temas, soy yo, he escuchado tu oración”. Este acontecimiento cambió su forma de ver la misión. “ya no se trata de dar sino de ser. Esta es la misión: estar con Él, vivir con Él y vivir con los otros”.

España es un país especialmente sensible con la acción misionera de la Iglesia, y colabora con ella de muchas formas. Más de 11.000 misioneros españoles están en 134 países del mundo. En su mayoría mujeres (55%), son mayoritariamente consagrados, aunque también hay obispos, sacerdotes diocesanos y laicos, e incluso familias enteras. Son enviados por cerca de 387 instituciones diferentes, y llevan el Evangelio por todo el mundo.

En cuanto a la colaboración económica, los españoles colaboran con muchas instituciones misioneras, pero el Papa pide que las colectas del domingo del Domund se reserven para sostener los Territorios de Misión en todo el mundo, a través de OMP. Gracias a la generosidad de los españoles con el Domund, el año pasado se enviaron 11.726.397,58€ a 68 países, para financiar 599 proyectos de evangelización y promoción humana, y para sostener el día a día de las misiones. Este domingo, se podrá volver a colaborar en las colectas y huchas; aunque la colaboración puede mantenerse a lo largo del año con donativos periódicos, suscripciones y herencias.