OMPRESS-JAPÓN (14-11-19) El estadio para la Misa del Papa en Tokyo, el próximo 25 de noviembre, no podrá acoger a todas las personas que han pedido asistir y se quedará pequeño. Así lo ha manifestado Mons. Josep María Abella, obispo auxiliar de Osaka. El Papa partirá el día 19 de noviembre para realizar su Viaje Apostólico a Tailandia y Japón que se prolongará hasta el 26. El día anterior, el lunes 25 por la tarde, el Papa Francisco presidirá la que será la última Misa de este viaje en el Tokyo Dome, un gran estadio deportivo cubierto.

Mons. Abella cuenta que tendrá la oportunidad, como todos los obispos de Japón, de encontrarse con el Papa el día 23, por la tarde, en la reunión que tendrá el Pontífice con la Conferencia Episcopal. También estará en la misa el día 24 en Nagasaki, y en la de Tokyo, el 25. “La gente se está preparando para recibir al Papa. Se están llevando a cabo diversas charlas y otras iniciativas para ayudar a preparar la visita y conocer mejor al Papa y su misión. Mucha gente se ha inscrito para participar en la Misa de Tokyo. Las peticiones han triplicado la capacidad del recinto donde se va a celebrar la Eucaristía. Esto hace que, desafortunadamente, haya que sortear las plazas disponibles lo que hará que muchas personas vean frustradas sus esperanzas de participar. Es una lástima, pero es así. Esperamos que la visita sea un momento fuerte de comunión eclesial para nuestras pequeñas comunidades cristianas. Los mensajes desde Nagasaki e Hiroshima tendrán probablemente una resonancia mundial”.

Por su parte el jesuita Juan Andrés Vela señala que “la diócesis de Tokyo a la que pertenezco sigue muy ocupada preparando la visita del Papa Francisco. Además de series de artículos relacionados con el Papa Francisco se celebrara Misa al aire libre en un estadio de Béisbol con capacidad de 50.000 personas. Esto requiere un gran número de voluntarios jóvenes y en la comunidad donde yo vivo hay varios ayudando en la preparación de la visita del Papa que se espera con ilusión.

Yo trabajo en un Centro social Jesuita y este año hemos elegido como Jornadas un seminario de estudio sobre la personalidad del Papa Francisco con conferencias dadas por personas ‘expertas’ en la mentalidad del Papa y los campos y temas que generalmente el Papa elige. La participación oscila en unas 70 personas, muchas no católicas”. En una de estas intervenciones el mismo padre Vela habló “sobre el tema tan querido del Papa de los emigrantes, refugiados y el tráfico de personas”.