OMPRESS-ROMA (22-05-20) A partir de este domingo 24 de mayo, se abre un año especial dedicado a la encíclica Laudato si’, con el que se busca que “la reflexión y el compromiso común ayuden a crear y fortalecer actitudes constructivas para el cuidado de la Creación”. Esto último lo decía el Papa Francisco el pasado domingo durante el rezo del Regina coeli. El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral será quien promueva este año especial dedicado a la encíclica Laudato si’. Este domingo habrá una “oración común por la tierra y por la humanidad” y durante los próximos 365 días se organizarán diversos encuentros “sobre el tema de la ecología integral”.

Este año tiene como objetivo “proponer un compromiso público común para lograr la sostenibilidad total en 7 años”, se explica. “Las familias, las diócesis, las órdenes religiosas, las universidades, las escuelas, las unidades de salud y el mundo de los negocios están involucrados, con especial atención a las empresas agrícolas”, por lo que la ecología integral debe convertirse en “un nuevo paradigma de justicia”, porque la naturaleza no es un “mero marco” de la vida humana. Firmada por el Papa Francisco el 24 de mayo de 2015, Solemnidad de Pentecostés, y publicada el 18 de junio del mismo año, el documento ha sido ya el centro de la semana especial que se le ha dedicado con ocasión de su quinto aniversario. Dividida en seis capítulos, la encíclica lleva el título de la invocación de San Francisco de Asís en el Canto de las criaturas.

El padre Joshtrom Kureethadam, coordinador del sector de Ecología del Dicasterio que promueve esta iniciativa, explicaba en una entrevista concedida a Vatican News que “la crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto nuestra fragilidad, pero también la relación, la interconexión, la interdependencia”. Y es que en el centro de esta ecología integral está el hombre: “La solidaridad es importante: no podemos superar esta crisis, pero tampoco ninguna otra crisis si no somos solidarios, como dijo el Papa Francisco en esa catequesis para el Día de la Tierra: es caminando juntos y haciéndonos cargo de las personas más vulnerables entre nosotros, que podemos enfrentar crisis mundiales”, concluía el sacerdote.