OMPRESS-IRLANDA (09-10-19) Fue en marzo de 2018 cuando se presentaba oficialmente “Laudato Tree”, un proyecto de la Sociedad de Misiones Africanas que busca crear una pared de árboles de 8.000 km de largo y 15 km de ancho en todo el continente africano, desde Dakar hasta Yibuti. Una iniciativa que ha tenido una gran difusión en Irlanda e Inglaterra.

Con motivo del Mes Misionero Extraordinario y el Sínodo de la Amazonia, se ha vuelto a impulsar esta iniciativa. Según el arzobispo de Armagh, primado de Irlanda, Mons. Eamon Martin, representa “una caridad misionera solidaria hacia las personas más vulnerables del mundo que se ven afectadas de manera desproporcionada, y simboliza una nueva vida, un nuevo crecimiento, una esperanza para el futuro y el amor de Dios al cuidar la creación de Dios”. Mons. Martin “ha animado a los jóvenes de Irlanda a sumarse a este proyecto para cambiar de verdad las cosas: “El Proyecto Laudato Tree nos abre la oportunidad de abordar la crisis climática desde una perspectiva de fe, arraigada en nuestro amor a Dios Creador, en la dignidad de la persona humana, en el desarrollo humano integral, al tiempo que nos llama a una simplicidad de vida responsables y a una conversión ecológica”.

“Laudato Tree” es una iniciativa ambiental en Irlanda que también tiene como objetivo ayudar a transformar la región del Sahel en África. Está inspirado en la encíclica del Papa Francisco, Laudato Sí. El objetivo de este muro – que une y no separa – es detener el impacto de la desertificación en todo el Sahel. Se ha creado una página web www.laudatotree.ie para recibir donaciones.

Este proyecto de la Sociedad de Misiones Africanas vincula la plantación de árboles en Irlanda con un apoyo cada vez mayor para la reforestación del Sahel, y se está desarrollando en asociación con varias organizaciones ambientales en toda Irlanda.