OMPRESS-PERÚ (21-04-20) Se han detectado casos de esta rara enfermedad en la zona del río Urubamba, según explican desde la misión de los misioneros dominicos en Kirigueti, en el sureste de Perú. El asentamiento Montetoni, con unos 250 habitantes, ubicado en una reserva indígena, la Reserva Kugapakori Nahua Nanti y otros (RTKNN), ha registrado tres muertes por Leptospirosis en los últimos meses y, tras las intervenciones del MINSA, el Ministerio de Salud de Perú, se habla de que habría más casos de esta enfermedad.

La leptospirosis, también conocida como enfermedad de Weil, es una infección que se adquiere, generalmente, por contacto directo con orina o tejidos de animales infectados como perros o ratas. Suele presentarse con fiebre alta, cefalea, dolores musculares, articulares y óseos, así como otra sintomatología asociada, y puede causar la muerte. La Misión de Kirigueti, desde la que los misioneros y misioneras dominicos apoyan a la población afectada, ha emitido un comunicado, no solo de esta situación, sino también de la vulnerabilidad y desatención que existe, en el ámbito de la salud, hacia esta población del Cusco. “Esta situación no hace sino pensar en la situación de vulnerabilidad que viven nuestros hermanos en contacto inicial, con malas condiciones de salud, desabastecimiento de medicinas, falta de eficiencia del Sistema Integral de Salud (SIS), desatención ante emergencias médicas, así como la falta de acciones efectivas por parte del Estado para que mejoren las condiciones de vida y de salud de estos pueblos”, indica el comunicado.

Desde la Misión de Kirigueti se advierte del grave problema sanitario que supone la leptospirosis y piden que las autoridades se involucren en la elaboración y ejecución de un plan de acción concertado para prevenir y controlar el daño. Consideran necesario que se implemente una base de emergencia, en el mismo asentamiento Montetoni, con mayor capacidad resolutiva y que permita el tratamiento de los casos más complicados.

La petición de los misioneros, dicen ellos mismos, está enmarcada y condicionada “a la coyuntura y disposiciones actuales del Estado Peruano en relación al estado de emergencia establecido para la prevención del covid-19, que esperamos pueda menguar y nuevamente todas las instituciones y personas” puedan volver a la normalidad.