Anoche a las 21:30 se conoció la liberación del misionero italiano Luiggi Maccali, de la Sociedad de Misiones Africanas, secuestrado en Níger en septiembre de 2018 por grupos vinculados a AlQaeda en el Magreb Islámico. Sin embargo, no hay confirmación de la liberación de la misionera colombiana Gloria Cecilia Narváez, que también estaba en la misma situación. El Padre Blanco José Morales ha estado en contacto esta misma mañana con varias fuentes en Malí que lo desmienten.

Anoche se anunció la liberación de cuatro rehenes por parte de grupos terroristas vinculados a Al Qaeda: el misionero Luiggi Maccali, el turista italiano Nicola Chiacchio, la cooperante francesa Sophie Pétronin y un ex ministro de Mali, Soumaila Cisse (jefe de la oposición). Sin embargo, el nombre de la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez no estaba en el listado de rehenes liberados.
 
José Morales, misionero de África (Padres Blancos) vivió 38 años en Malí, y allí fue provincial de su congregación. Todos estos años ha seguido de cerca la situación de los rehenes, y ha movido hilos para su liberación. Esta mañana -movido por las noticias que han salido en los medios- ha estado en comunicación con varios misioneros allí, que están en contacto tanto con el arzobispado como con la Embajada española en Bamako. Todos desmienten, al menos hasta las 11:45 del viernes 9 de octubre, que haya noticias sobre la liberación de la hermana Gloria Cecilia. Él mismo lo confirma a Obras Misionales Pontificias, y explica que también ha recibido un mensaje de un compañero suyo en Burkina Faso con la misma información. “No hay noticia, pero hay esperanza de su pronta liberación”.

José Morales también denuncia que se haya liberado solo a cuatro rehenes a cambio 200 terroristas -20 de ellos “peces gordos”-, que han estado implicados en múltiples atentados. “Hay aún  6 rehenes occidentales secuestrados, además de muchos otros africanos, entre ellos el párroco de Jibó (Burkina Faso)”. 
 
  
Comunicado de José María Calderón
 
“Justo en vísperas de celebrar el Domingo Mundial de las Misiones, el DOMUND, se nos comunica la liberación del P. Luigi Maccalli, de la Sociedad de Misiones Africanas, tras años de secuestro en Mali. Hay que dar gracias a Dios por esta noticia, que nos da ánimo para vivir el DOMUND, incluso con más entusiasmo: Dios nos da la oportunidad de tener la alegría de que este misionero, por el que tanto hemos rezado, esté vivo y sea testigo en nuestra sociedad doliente de que la Iglesia permanece fiel a su vocación de estar con los hombres y mujeres que sufren.
 
Desde las Obras Misionales Pontificias y desde la Iglesia misionera de España, damos gracias a Dios, por esta noticia y pedimos al Señor por la pronta liberación de la hermana Gloria Cecilia Narváez, que según nos informan, sigue secuestrada. También rezamos por todos los que están sufriendo estas situaciones de injusticia, para que puedan también disfrutar pronto de su liberación”.