OMPRESS-OVIEDO (26-06-18) Según informan de archidiócesis de Oviedo, el 23 de junio de 1518, el entonces obispo del principado, Mons. Diego de Muros, firmaba un documento por el cual otorgaba la donación de la casa y ermita de San Pedro Mestallón a fray Pablo de León y compañeros dominicos, para que pudieran levantar, en ese punto de la ciudad, el primer “Convento de Predicación”.

El pasado sábado en una eucaristía de acción de gracias presidida por el Arzobispo, Mons. Jesús Sanz, en la parroquia de Santo Domingo, de Oviedo, el obispo y los dominicos firmaban una copia de aquel primer documento fundacional. Simbólicamente, se volvía renovar el compromiso de la orden con la ciudad y la diócesis.

De la predicación de los frailes en el Principado, centrada en el rosario, surgieron cerca de 500 cofradías del Rosario en toda Asturias, algunas de las cuales aún siguen vivas. Como señalan desde la diócesis ovetense, fue una historia en la que no faltaron sobresaltos, especialmente en los últimos doscientos años; desde la ocupación del Convento por las tropas francesas, en 1809, hasta la exclaustración eclesiástica de 1835; la desamortización, veinte años más tarde, cuando todas sus posesiones fueron enajenadas, o la destrucción casi total, con la Revolución de octubre de 1934.

El único santo asturiano hasta el momento es el dominico san Melchor de Quirós, natural de la aldea de Cortes, que pasó toda su vida como misionero en lo que hoy conocemos como Vietnam, y allí murió mártir. Como él, fueron cientos los misioneros asturianos dominicos, que partieron a América Latina y a Oriente.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer