Los jóvenes de #VeranoMisión son Buena Noticia para miles de niños a los que llevan amor, cariño y alegría durante su voluntariado misionero, ellos son también participes  de Infancia Misionera

 

Con Jesús, a Belén ¡Qué buena noticia! Éste es el lema de la Jornada de Infancia Misionera. Responde al hecho que los niños, desde su espontaneidad contagian el Evangelio. Los jóvenes que han hecho una experiencia de voluntariado misionero y que han convivido con estos niños en las misiones han mostrado con sus testimonios esta realidad.

El lema pretende animar a los niños a vivir la dimensión misionera de su bautismo, invitándoles a seguir el camino de Jesús, a recorrer sus pasos empezando desde Belén. ¡Ésa es la buena noticia que deben comunicar a los demás! Los niños tienen la capacidad de vivir de una manera espontánea, sin los filtros que usamos los mayores, los valores del evangelio. Por ejemplo, cuenta Fernando: “Aquí he conocido el verdadero significado de la palabra hermano. Al preguntar a unos niños si eran hermanos la respuesta era sí. A veces no sabían ni el nombre del otro, pero sabían que eran hermanos”. Por eso mismo, lo comunican también de manera espontánea, como sigue contando Fernando: “He visto el rostro de un Dios fraterno, que nos ama como hermanos a todos los que habitamos esta Tierra. Un Dios que no entiende de diferencias, solo entiende el idioma del amor”.

Son muchos los jóvenes que han salido de voluntariado misionero y se sienten evangelizados por los niños. “Hablar de tú a tú con un chaval que tal vez lo único que tiene es la caridad de una misionera, impresiona”, reconoce Martín. También Cristina se ha sentido impresionada de estar junto a los niños: “[…] a veces no era el hecho de tener que estar haciendo cosas continuamente sino el poder sentarnos juntos y charlar tranquilamente, escucharles y dejarles hablar. En definitiva, mostrarles tu interés por ellos y sus vidas”.

Qué duda cabe que los niños tienen una gran capacidad de ser misioneros; lo constatan los testimonios que mencionamos de los jóvenes en sus experiencias de #VeranoMisión. De hecho, la revista Supergesto incluye en cada uno de sus números testimonios de estas experiencias. En muchos de ellos se constata cómo los jóvenes se sienten impactados por el contacto con los niños y cómo se sienten evangelizados por ellos. En el último número nos relata la experiencia de los jóvenes universitarios de Zamora y concluye: “Si antes de irse, alguno de estos jóvenes pensaba que iba a la misión como un ‘superhéroe’, estando allí, todos comprendieron, ‘golpe tras golpe de realidad’, que iban a recibir mucho más de lo que podían dar”. Y lo corrobora Lara: “Desde que volvió, vive su fe cristiana ‘de una forma más agradecida y profunda’ […] Álvaro siente que el cambio que experimentó fue ‘increíble’ y que su oración se ha visto fortalecida”.

Estos pocos ejemplos nos enseñan cómo los niños son misioneros desde pequeños, a ellos les basta su apertura a la vida, a los demás y a Dios.

La Jornada de Infancia Misionera quiere fomentar esta dimensión misionera de los niños. El Papa Francisco en la intención para la oración en el mes de enero pide que los jóvenes “respondan a la llamada del Señor para comunicar al mundo la alegría del Evangelio”. De estos ejemplos también aprendemos cómo las experiencias misioneras de jóvenes ayudan a éstos a tomar contacto con el mundo infantil para una mutua evangelización; de ellos pueden aprender mucho para saber “comunicar al mundo la alegría del evangelio”.

Todos niños, jóvenes y mayores podemos ayudar a los niños más necesitados con un donativo para #InfanciaMisionera, es vital para millones de niños en todo el mundo

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer