OMPRESS-IRLANDA (15-07-19) Los misioneros irlandeses llevan adelante, en más de 60 países, 265 proyectos por un valor de más de 13,4 millones de euros. Con estos proyectos ayudan a más de 1.450.000 personas, que pertenecen a 52 instituciones misioneras distintas. Es lo que refleja el Informe Anual 2018 de Misean Cara, el servicio de recursos para misioneros irlandeses.

Son proyectos que van desde ayudar a los supervivientes del ébola, en Sierra Leona, o a quienes sufren sida en el norte de Tanzania. Una de las responsables de Misean Cara, Heydi Foster, explicaba que, “al conocer a los supervivientes del ébola en Sierra Leona, vi cómo la lucha por sobrevivir continúa mucho después de que las cámaras de televisión hayan pasado al siguiente desastre”. En Sierra Leona, pudo ver cómo un hombre perdió a 29 parientes, y cómo muchos de los que sobrevivieron tienen mala salud y son rechazados por sus vecinos. Sin embargo, las hermanas de San José de Cluny y las hermanas Misioneras del Santo Rosario siguen apoyando a estas personas. “Vi a hermanas abrazando a personas que han sido desterradas porque sobrevivieron al ébola, mostrándoles a ellas y a sus vecinos que no hay nada que temer”, contaba. También describió el trabajo de las misiones jesuitas irlandesas en los campamentos de refugiados en Sudán del Sur entre los desplazados por la violencia en la República de Sudán y quienes aún están bajo peligro de ser atacados.

En la presentación del informe en Dublín, Lucy Franks, presidenta de Misean Cara, agradeció a Irish Aid, la agencia estatal de ayuda al exterior de Irlanda, todo el apoyo que brinda: “Hay un gran reconocimiento a la labor realizada por los misioneros irlandeses”, hasta el punto, afirmaba, que el trabajo que realizan se considera importante para la política exterior de Irlanda. Por eso, Misean Cara ha acogido con satisfacción el aumento en el presupuesto del gobierno irlandés para ayuda al extranjero.

Desde su fundación en 2004 como el servicio para lograr recursos para los misioneros irlandeses, Misean Cara ha apoyado el trabajo de sus miembros en 94 países de todo el mundo. En medio de idiomas distintos y culturas diferentes, miles de proyectos que cambian vidas.