OMPRESS-MADRID (26-04-19) Ayer jueves, 25 de abril, en la sede de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), en Madrid, tuvo lugar la entrega de los galardones correspondientes a la II edición del Premio de Periodismo Ángel Herrera Oria, convocatoria en la que ha resultado ganador el programa Misioneros por el Mundo, del canal de televisión Trece. Este espacio, que lleva ocho años en antena, cuenta con la colaboración de las Obras Misionales Pontificias en la producción desde hace tres años.

El acto contó con una nutrida representación de responsables de la ACdP —encabezada por su presidente, Alfonso Bullón de Mendoza— y de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, convocante del certamen. En él se distinguió también con el primer premio, ex aequo con Trece, a Francisco Carrión Molina, del diario El Mundo, y con un accésit a Carlos González García, del semanario Ecclesia. Todos ellos fueron puestos como ejemplos de un estilo de comunicación del que Herrera Oria es referente: “un periodismo de calidad, comprometido con la verdad”, en línea con la Doctrina Social de la Iglesia.

Respecto a Misioneros por el Mundo, se destacaron en particular sus programas grabados en Japón, Filipinas y Camerún. Al recoger el premio, Irene Pozo, directora de Contenidos de Trece, se refirió a la calidad humana de los misioneros, “personas que un buen día decidieron dejarlo todo” para entregarse a los demás; “son grandísimos”, aseguró. Además, confesó que los misioneros “a mí me han cambiado la mirada y la escala de valores”, y que siente como “un lujo” poder seguir mostrando a través de la televisión estas “cosas que muchas veces se quedan fuera del objetivo”. Irene Pozo expresó asimismo su agradecimiento a las Obras Misionales Pontificias por su participación en la realización de este espacio: “Sin ellos no nos podríamos acercar a estas realidades de la manera en que nos acercamos”.

También, Asell Sánchez, una de las caras visibles de Misioneros por el Mundo como reportero de la actual temporada, recordó y dio las gracias a las Obras Misionales Pontificias y a todo el equipo de Trece que hace posible este espacio. Tras apuntar que el inminente viaje a Etiopía será el décimo del programa, con 60.000 km a sus espaldas, destacó la alegría de los misioneros y misioneras a los que ha conocido, su solidaridad, su “dar todo por nada”. Viviendo con ellos, dijo, “poco a poco entiendes cómo se dejan llevar por la Providencia”. Y afirmó: “Tenemos que estar orgullosos de nuestros misioneros. Los misioneros españoles son «marca España»”.

Trece TV ha donado los 3.000 euros de la dotación en metálico de su premio a las Obras Misionales Pontificias, como ayuda y reconocimiento a todos esos misioneros que ellos, con su programa, ayudan a visibilizar ante la sociedad.