OMPRESS-MADRID (17-10-19) El próximo 20 de octubre, día del DOMUND, las Carmelitas Descalzas de Boadilla del Monte, Madrid, tendrán una oración especial por las misiones, los misioneros y todo cristiano que, como dice el lema de esta jornada, “bautizados y enviados”, también es enviado y, por lo mismo, misionero. Comenzará a las 18:00h, habrá exposición del Santísimo y tiempo de oración en silencio, antes de las vísperas y de unas palabras del obispo auxiliar de Getafe, Mons. José Rico Pavés. Además se dará a venerar la reliquia de Santa Teresa del Niño Jesús, la patrona de las Misiones.

Estas vísperas son uno más de los muchos actos de oración, ofrecimiento y colaboración, con los que los monasterios contemplativos de toda España se han sumado al Mes Misionero Extraordinario y a la celebración del DOMUND. Desde las Madres Brígidas de Lasarte, en Guipúzcoa hasta el Monasterio de San José de las Carmelitas Descalzas en Málaga o el también de San José de Sevilla, pasando por las Madres Agustinas de Talavera de la Reina o el Convento de las Madres Concepcionistas de Cuenca, o más lejos, el Monasterio de las Claras de Tenerife, todos estos y muchos más “oasis” de oración y espiritualidad han acogido vísperas, rosarios y momentos de oración.

En muchas diócesis, como Salamanca, Tarragona o Madrid, la celebración del Octubre Misionero comenzó en un monasterio contemplativo, precisamente el día de Santa Teresa del Niño Jesús, el 1 de octubre. Han hecho suya la frase de la patrona de las Misiones, “en el corazón de mi Madre la Iglesia seré el amor”. En Zaragoza y Valencia son habituales los encuentros en estos “oasis”. “Misión y contemplación”, por ejemplo recorre a lo largo del año los monasterios contemplativos zaragozanos con encuentros de oración abiertos a todos y en los que se vive la dimensión contemplativa de la vida misionera, además de disfrutar de la acogida de las comunidades religiosas, que ofrecen el espacio de recogimiento que brindan sus “hogares”.

Es el rogar al dueño de la mies para que envíe más trabajadores, es el pedir que todos los cristianos asuman que son “bautizados y enviados”, es el “tratar de amistad con quien sabemos que nos ama”, que decía Santa Teresa de Jesús… desde lugares tan maravillosos como los arriba mencionados… Son muchos, gracias a Dios, el Monasterio de las Clarisas Capuchinas en Barbastro, las Carmelitas de Ciudad Rodrigo, las de Albacete, el Convento de las Madres Clarisas de Monforte, en Lugo, el de las Clarisas de Arnedo, en La Rioja…