OMPRESS-LOGROÑO (18-04-18) El obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Mons. Carlos Escribano, ha escrito una carta a los niños que celebran este año su primera comunión. Les pide que le escriban compartiendo lo que han aprendido en catequesis y a que piensen en los demás, colaborando con Luz Divina Martínez, una misionera riojana que dedica su vida a los huérfanos de Kintambo, República Democrática del Congo:

“Qué suerte tienes de ser amigo de Jesús y de poder tenerle dentro ti para siempre. El regalo más grande que vas a recibir en tu vida es el Pan de la Eucaristía, que te alimentará y te dará fuerza para llegar a ser un buen cristiano y una gran persona.

Antes del día de la Primera Comunión te invito a que hagas algo importante. Cuando estés a solas en tu habitación (sin prisas, en silencio, sin nada que te distraiga), dedica un tiempo a recordar todo lo que has aprendido en la catequesis sobre Jesús, y escríbeme una carta con las parábolas, milagros o enseñanzas del Evangelio que te hayan quedado grabadas, junto a una pequeña oración de petición o acción de gracias. La leeré con mucho interés y rezaré por ti y tu familia, para que el Señor os bendiga y os acompañe todos los días de vuestra vida.

Ahora te invito a que pienses en los demás. ¿Sabes que en el mundo hay muchos niños que no tienen tantas cosas como tú? Te hago una propuesta: haz felices a unos niños que no tienen casi nada para vivir. ¿Cómo?, me dirás. Lo tienes fácil, sólo te hace falta ser generoso y no pensar sólo en ti. Te propongo que entregues un donativo, de los muchos que vas a recibir, para ayudar a unos niños del Congo que viven en un orfanato donde trabaja una misionera de La Rioja, llamada Luz Divina Martínez, que pertenece a las Franciscanas Misioneras de María. Con tu donativo y el de otros niños de La Rioja, vas a ayudar a estos niños africanos a poder recibir el alimento necesario para crecer sanos y a pagar sus gastos de escolarización (profesorado, material escolar, libros, pupitres, etc.)”.

Mons. Escribano les propone tres cosas para seguir creciendo en la amistad con Jesús: Primera, “Que no faltes cada domingo a esa gran fiesta a la que nos invita el Señor, para seguir recibiéndole en el Sacramento de la Eucaristía”; la segunda, “que formes parte de Naz@red, que es el gran grupo de niños que rezan diariamente por las vocaciones sacerdotales y religiosas”; y, tercera: “Que te preocupes más de colaborar en casa, de querer siempre a tus padres, de visitar a los abuelos y de ayudar a los amigos que lo estén pasando mal”.

“Que la mamá de Jesús os proteja y os ayude a ser cada día más amigos suyos”, termina el obispo.