OMPRESS-REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO (05-04-18) La Conferencia Episcopal del Congo (CENCO) ha denunciado un nuevo secuestro de un sacerdote en la misa de Pascua del pasado domingo. Se trata del padre Celestin Ngango, párroco en la Iglesia de San Pablo de Karambi, diócesis de Goma, al este del país.

Según relata la misma nota de denuncia de la CENCO, el sacerdote acababa de celebrar la misa pascual en una de las capillas que conforman la parroquia cuando hombres armados sin identificar lo han hecho bajarse de su vehículo, en el que iban otros pasajeros, y le han hecho adentrarse en el bosque. Sus captores se han puesto en contacto con la parroquia de San Pablo de Karambi para exigir 500.000 dólares USA por su liberación.

Los obispos del Congo han condenado el secuestro y exigen su liberación inmediata. Recuerdan “que los sacerdotes son personas consagradas a Dios para estar al servicio de los demás”.

Han recordado también que no se tiene noticia alguna de los religiosos asuncionistas Jean-Pierre Ndulani, Edmond Kisughi y Anselme Wasukundi, secuestrados el 19 de octubre de 2012 en el territorio de Beni. Tampoco se tiene noticia alguna de los sacerdotes Jean-Pierre Akilimali y Charles Kipasa, secuestrados el 7 de julio de 2017.