Los niños han sido protagonistas de “El DOMUND al descubierto” en la diócesis de Mondoñedo-Ferrol

Ayer tuvo lugar en el Colegio Discípulas de Jesús del Ferrol, un encuentro festivo-misionero en el que los niños fueron los protagonistas del Domund. Cientos de niños de primaria y secundaria se convirtieron con su alegría en “pequeños misioneros” cantando “misionero seré”. Ver el vídeo

La acogida del colegio fue excepcional, tanto por parte de los docentes como de los alumnos y contó, como presentador de excepción, al obispo de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, Mons. Luis Ángel de las Heras. Los chicos, de primaria y de secundaria, que abarrotaban el gimnasio – adornado como si fuera un espacio para la fiesta misionera – pudieron ver el vídeo de la campaña del DOMUND “Superhéroes”. Después tuvo lugar una dinámica de animación misionera, a cargo de la directora de la revista Gesto, Miryam García. Cada niño con un ejemplar de esta revista misionera, pudo descubrir qué significa ser un “superhéroe” que vive para los demás. En cada página, pudieron conocer durante la dinámica esas curiosidades que hacen del DOMUND una campaña única, y esas historias vividas por los misioneros que los convierten en “superhéroes” de entrega a los demás.

Mons. Julio Parrilla, obispo misionero en Riobamba, dio su testimonio y sus experiencias en las tierras altas de Ecuador. A 3.500 metros de altura, en un ambiente rural, sin las comodidades a las que un niño en España está acostumbrado, el misionero les explicó que prácticamente la mayoría de los niños de su diócesis estudia y trabaja ayudando a sus padres en el campo. “Para ser valientes, como dice el lema del DOMUND de este año, hay que ser libres. Y hay dos cosas que nos hacen libres. La fe en Jesús, el verdadero ‘superhéroe’ que siempre está a nuestro lado, y estudiar”. Les recordó que debían ser “pequeños misioneros” en su casa, en el cole, en la calle. Les resumió en tres verbos como se puede ser misionero: rezar, abrazar y ayudar. Los chicos le hicieron preguntas sobre él y sobre su misión: ¿qué hacía usted antes de ser misionero? ¿Le costó mucho partir para la misión? ¿Tuvo que dejar a su novia? ¿Cuáles han sido sus mayores alegrías en la misión? ¿Y los disgustos? Los niños se mostraron insaciables a la hora de preguntar.

Finalmente, Anastasio Gil, el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, les dijo a los niños que además de este superhéroe, Mons. Julio Parrilla, hay otros 22 más nacidos en su tierra. Son los misioneros de la diócesis de Mondoñedo-Ferrol, repartidos en los cinco continentes, que cómo ellos, primero fueron “pequeños misioneros”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer