OMPRESS-CÁCERES (4-12-19) La Delegación de Misiones de la Diócesis de Coria-Cáceres organiza el próximo sábado, 14 de diciembre, en las ciudades de Coria – en el Colegio Sagrado Corazón a las 11:00 horas – y de Cáceres – en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, a las 11:00 horas –, el festival de Sembradores de Estrellas. Parroquias y colegios han preparado villancicos con el lema: ¡En marcha con Jesús!, el lema de la campaña de Infancia Misionera de este curso, que se centra en el relato evangélico de la huida a Egipto. Así más de 17 grupos infantiles de parroquias y colegios interpretarán villancicos y vivirán una Navidad misionera en la capital de la provincia y 10 lo harán en la ciudad de Coria.

Desde ese día y hasta el 24 de diciembre, cientos de niños de la diócesis saldrán a las calles para felicitar la Navidad a los viandantes en nombre de los misioneros. Esta iniciativa de la Obra Pontificia de Infancia Misionera en España lleva desde 1977 educando a los niños en la solidaridad y en el agradecimiento. Además de recordar a aquellos que lo dejaron todo para llevar el mensaje de Jesús a todo el mundo, ellos mismos se convierten en misioneros en su ciudad, al llenar las calles de estrellas y alegría.

El jesuita Xavier Ilundain, padre de la idea, recuerda cómo surgió esta iniciativa: “Andaba yo dándole vueltas a cómo decir a los chicos que se puede dar algo a cambio de nada”. Movido por este deseo, inventó la idea: salir a las calles de Madrid a regalar estrellas sin esperar nada a cambio, y agradecer a la gente los donativos del Domund y de Infancia Misionera. “Sembradores de Estrellas es lo contrario a la campaña comercial de Navidad. ¡No es común que alguien regale algo sin esperar nada a cambio!”, explica este jesuita, que recuerda con cariño los inicios.

“Copábamos Madrid. Pusimos niños en todas las bocas de metro, en las estaciones, en el aeropuerto para que todo el que pasara se llevara su estrella”. Estos niños misioneros llegaron incluso a ponerle la estrella a Enrique Tierno Galván, alcalde de Madrid, que les recibió en audiencia 15 días antes de fallecer. Nada más entrar, nos dijo: “Un alcalde no tiene tiempo para pensar nada más que en lo que va a hacer en las dos horas siguientes, y no puede detenerse en las cosas del espíritu que son las importantes. Vosotros me vais a ayudar”.

La Delegación de Misiones de Coria-Cáceres ha repartido 6.500 huchas del Compartir, las huchas de Infancia Misionera que los niños tendrán que confeccionar y colorear, convirtiéndolas en una “casita” solidaridad, donde aportarán su dinero. Será su contribución solidaria a los niños de los países empobrecidos a través de la Infancia Misionera, cuya campaña culminará el 26 de enero próximo.