OMPRESS-MÁLAGA (24-10-18) El pasado viernes 19 de octubre tenía lugar en la Parroquia del Carmen de Málaga la Vigilia de Oración del Domund. El sábado fue en la Parroquia del Carmen de Fuengirola y en la de San Sebastián de Antequera.

Durante las vigilias se han presentado diversos testimonios misioneros. Sin embargo, en plena celebración del Sínodo sobre los Jóvenes, la delegación de misiones malagueña quiso que uno de ellos fuera el de una joven de esta diócesis andaluza la que presentara una experiencia en la misión que ha cambiado su vida.

María Andrea Gil-Félez Martín tiene 24 años y es miembro de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en el barrio malagueño de El Perchel. El pasado verano vivió una experiencia misionera de 40 días en la misión claretiana de Humahuaca, en la provincia de Jujuy, al norte de Argentina. “Es complicado resumir todo lo que he podido vivir en esta misión”, afirma María Andrea, «hemos podido ver la pobreza de primera mano, hemos visto la humildad de las personas, situaciones difíciles pero que han sido y son afrontadas con agradecimiento a Dios y a los que les han ayudado. Hemos conocido la valentía y la fuerza de muchas personas y la gran fe que tienen al creer plenamente en Dios y en la Santísima Virgen María. También hemos visto el gran esfuerzo que hacen las madres y los padres para sacar adelante a sus familias; y la enorme vocación que tienen los docentes, que dejan atrás sus vidas, sus familias y sus hogares para seguir educando, para que el futuro sea diferente, para cambiar el mundo. Sin duda, esta experiencia ha sido un antes y un después en mi vida, Dios me ha mostrado una realidad diferente a la que vivo en mi día a día. Me ha hecho caer en la cuenta de que debemos cambiar el mundo y que solo lo conseguiremos si vivimos y trabajamos en comunidad”.

Como explicaba el delegado de misiones de Málaga, Luis Jiménez, “la Iglesia tiene una gran esperanza en que los jóvenes, al igual que los misioneros sean capaces de poner su granito de arena en cambiar este mundo y hacerlo más humano, más justo, más fraterno, más solidario. Apoyemos la labor evangelizadora de nuestros misioneros. Gracias a todos por vuestra colaboración”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer