OMPRESS-MALLORCA (7-05-18) La diócesis de Mallorca celebraba ayer domingo la jornada anual de Mallorca Misionera con el lema “Las manos en el corazón”. Se trata de una oportunidad excepcional para recordar la labor que llevan a cabo los noventa misioneros mallorquines en los cinco continentes.

Es también un momento para dar gracias a todos los que, desde las parroquias de la isla hacen colectas especiales para apoyar a las misiones mallorquinas. Según explican desde la delegación de misiones del Obispado de Mallorca, durante el 2017 se han financiado proyectos por un valor de 183.346 euros. De estos, 126.380 euros han sido destinados a proyectos educativos, pastorales y de desarrollo en América Latina; 58.466 euros en África y 1.500 euros en Asia. Como señalan desde la delegación, esto “ha sido posible gracias a las aportaciones de todos ustedes, movidos por la solidaridad y con dos grandes objetivos: ayudar a dar oportunidades a quien no las tiene, y dar a conocer a Dios; un Dios solidario y que se acerca a los pobres”.

Con motivo de esta jornada, el sábado se reunían por la mañana en el Seminari Nou misioneros, familiares y amigos de Mallorca Misionera para una eucaristía presidida por el obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull.