OMPRESS-COSTA DE MARFIL (8-06-20) “Mascarillas blancas” es el proyecto de una parroquia marfileña para ayudar a obispos eméritos y sacerdotes jubilados, pero también a imanes y pastores, a huérfanos y a viudas, sin importar su religión. “Los sacerdotes ancianos que han dado mucho, los obispos eméritos que han hecho mucho, no debemos ni podemos abandonarlos”, afirmaba el padre Eric Norbert Abekan, párroco de la Sagrada Familia en l Riviera, en Abidján, al explicar el nacimiento del movimiento “White Masks” (“Mascarillas Blancas”).

Es muy dura la situación de muchas personas en Costa de Marfil, ante el bloqueo social y económico impuesto para detener la pandemia. Han querido por ello llegar no sólo a los obispos y sacerdotes retirados, sino también a ancianos, viudas y huérfanos que viven en situaciones precarias, agravadas por la pandemia. “En concreto, el movimiento ofrece donaciones de alimentos y bienes de primera necesidad no alimentarios a estas personas”, explicaba a Fides el sacerdote. Se busca además que “Mascarillas blancas” no sea una iniciativa limitada en el tiempo, que los gestos de generosidad llevados a cabo durante esta crisis duren para siempre. En los últimos días, el padre Abekan expresó además su homenaje al Imam Cheikh Boikary Fofana, líder de la comunidad musulmana de Costa de Marfil, fallecido por coronavirus el pasado 17 de mayo, un gesto habitual entre las distintas confesiones que conviven en paz y armonía en este país africano.