OMPRESS-PAKISTÁN (16-09-19) Fue el pasado 28 de junio. Medio millón de católicos de todo Pakistán se unieron al rezo del rosario por la santificación de los sacerdotes. La iniciativa está respaldada por Worldpriest, una iniciativa de oración por los sacerdotes lanzada en 1994 por una empresaria irlandesa, Marion Mulhall.

La fundadora de Worldpriest ha quedado este año asombrada por cómo la comunidad cristiana en Pakistán ha respondió a esta cita con el rezo del rosario por la santificación de los sacerdotes. El medio millón de personas que participaron es un porcentaje altísimo en esta República Islámica, donde solo alrededor de 1,1 millones de personas, menos del 1 por ciento de la población total, son católicos.

Cada 28 de junio tiene lugar el Annual Global Rosary Relay, una cadena de oración del rosario que une a católicos de todo el mundo. Con este rosario se da gracias a Dios por nuestros sacerdotes e implorar la protección y el cuidado amoroso de Nuestra Señora, Madre de todos los sacerdotes, por todos sus hijos sacerdotes. Participan grupos de oración reunidos en 265 ubicaciones en más de 70 países diferentes de todo el mundo. Los grupos generalmente se reúnen en iglesias o santuarios y algunos en casas particulares, pero donde sea que se encuentren, cada grupo reza uno de los misterios del rosario durante un período de media hora, de acuerdo con un horario asignado.

Por segundo año consecutivo, explican desde Catholic Ireland, ha sorprendido la repuesta dada en Pakistán, donde los cristianos a menudo temen ser atacados por practicar abiertamente su fe. Desde Karachi, el P. Nazar Nawab, de la Iglesia de San Pablo, señaló que no menos de 47 lugares de oración se unieron en oración: 24 de la archidiócesis de Karachi; 1 de la de Lahore, 5 de la diócesis de Faisalabad, 6 de la diócesis de Hyderabad; y 11 de la diócesis de Islamabad-Rawalpindi. También hubo una participación significativa de “Way of the Sacred Heart” (el Camino del Sagrado Corazón), una asociación laica. En total más de medio millón del católicos.