OMPRESS-VALENCIA (25-09-18) Este ha sido el lema del encuentro el encuentro interdiocesano de pastoral misionera que ha reunido este pasado fin de semana, 22 a 23 de septiembre a las diócesis levantinas: Orihuela–Alicante, Segorbe-Castellón y Valencia. El encuentro tenía lugar en el hotel Santa Marta de Cullera. Durante estos días se ha tratado de profundizar en la Misión Ad Gentes a partir de la reciente exhortación apostólica del Papa Francisco sobre la llamada a la santidad en el mundo actual.

En la mañana del sábado Santiago Estradera, director del secretariado de misiones de Alicante, intervino con una ponencia sobre esta exhortación del Papa, Gaudete et exultate, desde una perspectiva misionera. Desde el mismo comienzo de la exhortación, explicaba, el Papa Francisco nos recuerda que El Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados. Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada (n. 1). Y en ese “pedirlo todo”, por parte del Señor, está nuestro compromiso para la difusión de la Buena Noticia del Evangelio, un compromiso ineludible en virtud de nuestra condición de bautizados. Todos estamos llamados a evangelizar, no sólo los sacerdotes y/o religiosos. También la Iglesia necesita hoy de laicos comprometidos que se quieran involucrar en la labor evangelizadora.

Tras la ponencia, el joven misionero laico Juan Antonio “Jimmy” dio testimonio de su experiencia en Chad, donde ha estado durante tres años. Destacó la labor educativa que hacían con jóvenes y niños, principalmente abandonados o sin familia. Junto a otra joven misionera, trabajó duro por labrar un mejor futuro para los jóvenes de los que se hacían cargo. Remarcó también la importancia de la oración, tanto de ellos mismos, como de las oraciones que desde aquí se hacían, pues solo gracias la fuerza del Espíritu Santo y de las oraciones se es capaz de soportar una realidad tan injusta.

Por la tarde, continuó la jornada con otro testimonio misionero, esta vez de Alfonso Puchades, médico que de manera “fortuita” encontró su vocación misionera y que, como su mujer –allí presente- afirmaba, terminó contagiando a todo su entorno, mujer; hijos; grupo misionero de su parroquia en Benidorm. Lleva desarrollando una labor misionera enfocada la medicina durante varias décadas en numerosos territorios, principalmente en Guinea Ecuatorial. De allí, relató momentos muy duros, otros preciosos, pero siempre ha sabido encontrar la presencia de Dios en los más necesitados, a los que siempre ha intentado ayudar. Después hubo un taller sobre la exhortación apostólica del Papa, la Eucaristía y, tras la cena, la proyección de la película “14 kilómetros”, sobre la difícil historia de tres jóvenes africanos en su camino para intentar de llegar a Europa.

El domingo comenzaba con la presentación de la Campaña del Domund 2018, a cargo de Don Arturo García, delegado de misiones de Valencia. Tras el visionado del vídeo de la campaña, se comentaron los diversos materiales. Hubo, de nuevo, oportunidad para los testimonios misioneros. En este caso de unas religiosas del Verbum Dei, Mª Magdalena y Teresa, así como de los sacerdotes Ramón Peris, Enrique Molina y Rafael Albentosa, que hablaron de sus territorios de misión, en Ecuador y Nicaragua.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer