OMPRESS-REPÚBLICA DOMINICANA (21-02-18) Juan Antonio López-Manzanares, misionero laico de OCASHA-Cristianos con el Sur y de la diócesis de Ciudad Real es – lo lleva en el apellido – natural de la localidad de Manzanares, Ciudad Real. Cooperó 13 años en Perú, en el Vicariato Apostólico de Yurimaguas. Interrumpió su cooperación cuando sus padres lo necesitaron. Desde marzo de 2017 está de nuevo en la misión, cooperando en República Dominicana con el Servicio Jesuita de Refugiados y Migrantes, concretamente en Jimaní, zona fronteriza con Haití.

Junto a él está otro misionero laico de OCASHA, Carlos García, que trabaja en Santiago de los Caballeros, en CEFASA, el Centro de Formación y Acción Social y Agraria, ayudando a los campesinos dominicanos.

En las últimas semanas las diversas instituciones de acción social de la Compañía de Jesús en la República Dominicana se han fusionado. La institución que integra a todas las anteriores se llama Centro Montalvo, en honor del padre Juan Montalvo, un jesuita que trabajó incansablemente por los campesinos dominicanos.

Los dos misioneros de OCASHA explicaban que el Centro Montalvo es una obra social y educativa de la Compañía de Jesús, tiene como misión aportar a la construcción de una sociedad justa, intercultural y solidaria, desde las personas más empobrecidas y excluidas, promoviéndolas como sujetos dignos, dialogantes y críticos, con capacidad para articularse con otros actores sociales y asumir compromisos de transformación social.

El Centro cuenta con oficinas en Santo Domingo (antes Centro Bonó); Santiago (antes CEFASA); Dajabón (antes Solidaridad Fronteriza); y Jimaní (antes Servicio Jesuita a Migrantes).