OMPRESS-MADRID (12-11-20) De la mano de Obras Misionales Pontificias, el programa “Misioneros por el Mundo” de TRECE TV llega este viernes 13 de noviembre, con su emisión a las 21:15h, a Costa de Marfil, uno de los países más jóvenes de África. Su Iglesia también es muy joven y necesitada de la ayuda, que tiene también una iglesia muy joven, necesitada de la ayuda anual de las Obras Misionales Pontificias para irse consolidando. Además de la ayuda económica, este país, que es, todo él, territorio de misión, cuenta con 36 misioneros españoles. El programa presentará el testimonio de algunos de ellos, incluido el del padre Francisco Arizcuren, un misionero amigoniano fallecido el pasado 12 de junio en Abidján, a causa del Covid-19.

Las Hermanitas de la Anunciación llevan la escuela “La Anunciación” de Toumodi, donde está la hermana Ana Salas Aguilar, una religiosa nacida en un pueblo de Cádiz, perteneciente a la diócesis de Asidonia-Jerez, que lleva 31 años en Costa de Marfil. Junto a su compañera ecuatoriana, Dalila Vaca, se enfrentan a la falta de escolarización, que si bien es un problema de todo el país, se acentúa en las zonas rurales, donde los niños deben muchas veces acudir al campo para ayudar a sus padres. Los que consiguen entrar en la escuela primaria, raramente siguen avanzando en sus estudios; algo todavía mucho más difícil para las mujeres. Las Hermanas quieren construir una escuela secundaria para que los niños del campo no tengan que acudir a la ciudad y caminar tantos kilómetros.

En la casa de la Sociedad de Misiones Africanas, en Abidján, está el sacerdote zaragozano Ramón Bernad. Los misioneros forman a los catequistas, que serán luego los evangelizadores de sus propios pueblos, y también a los monaguillos, que desde pequeños se sienten parte de la comunidad cristiana. Como dice el sacerdote, esta ha sido su alegría en 50 años como misionero en Costa de Marfil: “haber ido construyendo comunidades”. Los misioneros de la Sociedad de Misiones Africanas han tenido que construir una iglesia para dar acogida a más personas (aunque los católicos siguen siendo una minoría en medio de una población mayoritariamente animista y seguidora de los cultos tradicionales).

Lamentablemente, el último misionero que aparece en el programa falleció en junio de este año a causa del covid. Se trata de amigoniano Francisco Arizcuren, de la diócesis de Pamplona. En el momento en el que se grabó su testimonio, llevaba un año en Abidján, aunque los amigonianos cumplieron en noviembre de 2019, 25 años en Costa de Marfil. Francisco era el director del Centro Amigó Doumé, para muchachos de 13 a 20 años, algunos externos y otros, los considerados de “alto riesgo” o con problemas judiciales, acogidos de forma permanente. Para su reinserción es fundamental la cercanía de los educadores a los chicos, y posibilitarles un oficio que les permita recuperar la autoestima y salir adelante. Como decía Francisco, los amigonianos tienen que “reeducar” a quienes se han educado de una manera y conviene educar de otra.

Junto a Francisco, y en el Centro Amigó Doumé, conoceremos a José Jiménez, un joven voluntario de Jerez de la Frontera que pasa este curso con los amigonianos para ayudar en la alfabetización de los muchachos, y cuyo sueño es dedicarse a la cooperación o ayuda humanitaria.

Los programas de “Misioneros por el Mundo”, realizados con la colaboración de OMP, se emiten en TRECE TV los viernes a las 21:15h y se redifunden los domingos a las 13:00h También pueden verse por internet en el canal de OMP en Youtube.