Una vez cerrado el ejercicio económico y presentadas las cuentas ante Roma, Obras Misionales Pontificias (OMP) ha presentado esta mañana la Memoria de actividades 2019, de forma virtual. La Memoria recoge lo realizado en España en un año que ha estado marcado por la celebración en octubre del Mes Misionero Extraordinario. Gracias a la generosidad de los españoles, OMP España pudo enviar en 2019 14.958.717€ para sostener el funcionamiento ordinario de 1.115 diócesis consideradas Territorios de Misión. El misionero español Miguel Ángel Olaverri está al frente de una de ellas –Punta Negra-, y ha explicado la importancia de la ayuda permanente de OMP para del día a día de la diócesis.

“Mi archidiócesis tiene 37 parroquias, 3 de ellas en sitios casi inaccesibles. Voy a visitarlas una vez al año, y para llegar a ellas tengo que subir río arriba 14-15 horas”, ha explicado monseñor Miguel Ángel Olaverri, arzobispo de Punta Negra en República del Congo (Congo-Brazzaville). Después de 44 años como misionero salesiano fue nombrado obispo allí: “Desde que me nombraron obispo, he dado prioridad a la zona rural. Hemos ido construyendo pequeñas parroquias para que haya una presencia misionera más estable, porque antes iba el sacerdote solo una vez a la semana”. El obispo afirma que ha esto ha sido posible gracias a la ayuda de OMP.

Las ayudas de OMP ‒que provienen de diferentes países llegan a través de la Nunciatura‒ son imprescindibles ante las grandes necesidades de la Iglesia en República del Congo. “De OMP España hemos recibido los últimos 5 años 184.000€”. Gracias a OMP han podido construir parroquias -dos al año-, se han podido formar los catequistas nativos –cerca de 1.000‒, se ha atendido a los niños y los jóvenes, y se ha facilitado el acceso al agua en varias comunidades. “Estas ayudas han sido muy importantes para nosotros”.

Monseñor Olaverri ha subrayado que también en la República del Congo se celebra el Domund, y que ellos también aportan dinero para la misión universal de la Iglesia. “Hay sensibilidad recíproca, aunque siempre habrá dificultad y dependeremos de otros”, ha explicado. En nombre de estos pobres, Olaverri ha denunciado que “los gobernantes no piensan en el pueblo”. Prueba de ello es la crisis causada por la pandemia, que aunque gracias a Dios por ahora no ha azotado con fuerza- solo tenían un respirador para toda la ciudad-; sí ha causado mucha situación de hambre.

El trabajo en la retaguardia

La diócesis de Punta Negra (República del Congo) es un ejemplo de uno de los 1.115 Territorios de Misión que cada año cuentan con el respaldo de OMP. Las ayudas son fruto de todo un trabajo de sensibilización y formación que se realiza en todo el mundo. En España, este trabajo tiene lugar a lo largo de todo el año, aunque se intensifica en las tres campañas más conocidas: Domund, Infancia Misionera y Vocaciones Nativas.

“Obras Misionales Pontificias no es tan conocido como nos gustaría”, ha afirmado José María Calderón. “Es mucho más que el Domund”. Calderón ha desgranado los datos de la Memoria, y ha explicado doble objetivo de las OMP: de sensibilización, y de apoyo a las misiones, para lo cual se trabaja a lo largo de todo el año en las diócesis españolas.

El acontecimiento más importante del año 2019 fue el Mes Misionero Extraordinario, que se celebró en todo el mundo, convocado por el Papa Francisco. En España tuvieron lugar 1.124 actos en esos días de todo tipo (encuentros de oración, conferencias, exposiciones…), a los que asistieron más de 57.000 personas. Y todo ello, gracias a la labor de las diócesis españolas.

Manuel Díaz, responsable de animación misionera de OMP Pamplona, ha dado voz a todas las delegaciones de misiones. “Nuestra tarea es mantener viva la conciencia misionera en nuestra diócesis”. Según ha explicado, están fomentando la oración por los misioneros, la formación, el testimonio en los colegios (en el Mes Misionero Extraordinario más de 1.500 alumnos pudieron escuchar a un misionero)… Además, están dando un tinte misionero a las Javieradas, que reúnen a más de 24.000 peregrinos cada año. Según ha explicado Díaz, desde la delegación se mueven con creatividad todo el año para llegar a todas partes, de forma presencial y a través de redes sociales. Y cuentan con aliados de excepción: los misioneros regresados.

Los misioneros españoles

Además de todo este trabajo de animación misionera, OMP cuida especialmente la relación con los misioneros españoles. Cada diócesis lleva al día su listado de misioneros, que, centralizado en la Dirección Nacional, permite conocer el perfil de los misioneros, y su localización. Según la base de datos de OMP España, en 2019 había 10.893 misioneros españoles registrados, de los que 7.792 están en activo. El 54% de los misioneros son mujeres, y el 68,23% se encuentran en América. Entre ellos hay obispos, sacerdotes y religiosos, pero también hay laicos. Son enviados por 387 instituciones, y por las diócesis. El país con más misioneros españoles sigue siendo Perú, con 727.

España, segunda en el ranking de países que más aportan a las misiones

En la Memoria de OMP se han desgranado los datos de recaudación de 2019, fruto del trabajo de sensibilización y formación. España es el segundo país que más aporta a las misiones a través de OMP, después de Estados Unidos. Los donativos son una suma de muchos pocos, especialmente a través de las colectas en las parroquias y los colegios. En 2019 se recaudaron 19.031.702,23€, que se destinaron al doble objetivo de la institución: apoyar la misión con proyectos aprobados desde Roma (79%) y la animación misionera en las diócesis (14%). También se destinó una partida (1%) para sostener a institutos misioneros. Los gastos de administración se redujeron al 6%.

En 2019 se pudieron enviar a las misiones 14.958.716,94€ para sostener 877 proyectos misioneros. Con estas ayudas se sostuvo el funcionamiento ordinario de 149 diócesis en el mundo, se apoyó a 172.177 niños y se sostuvo la formación de 5.544 seminaristas y 5.718 novicios en las misiones.