OMPRESS-ARGENTINA (29-10-20) Cada año al llegar el mes misionero de octubre en la archidiócesis de Salta tiene lugar la “Movida Misionera”, una actividad misionera y evangelizadora de los jóvenes que se propone a parroquias, movimientos e instituciones buscando llegar, sobre todo, a las periferias existenciales. Al mes misionero se une este año en Argentina la celebración del Año Mariano Nacional, por lo que la “Movida Misionera”, que se está desarrollando esta semana, entre el sábado 24 y el sábado 31 de octubre, tiene en María su referencia. El lema es “Con María, anunciemos el amor de Dios”, y el mensaje que llevan a todos los jóvenes misioneros de Salta es: “¡Dios te ama! ¡Déjalo entrar en tu vida!”.

Como señalan en su página los organizadores, son muchos los aniversarios que concurren: la Movida Misionera 2020 se realiza en el marco del Año Mariano Nacional, convocado por la Conferencia Episcopal Argentina, con ocasión del 400 aniversario del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle, y del Año de la Palabra de Dios propuesto por la Federación Bíblica Católica, con ocasión del 50 aniversario de la fundación de esa institución y del 1600 aniversario de la muerte de San Jerónimo, el gran traductor de la Biblia.

Este año, por la omnipresente pandemia, está teniendo una impronta digital, centrada en las redes sociales, a través de diversos contenidos que manifiestan testimonios de fe. Jóvenes de distintas comunidades están llenando las redes de vídeos, fotos y música, dando a conocer a Jesús. El objetivo es que los contenidos no se publiquen en las páginas de cada grupo o movimiento, que ya tienen contenido evangelizador, sino que cada persona lo haga en sus redes personales para llegar a quienes no están cerca de Dios.

Porque los objetivos de esta “movida”, que se lleva celebrando en Salta desde 2013, son claros: anunciar explícitamente la Buena Noticia de Jesucristo a la comunidad salteña, mediante una actividad evangelizadora masiva en distintos puntos de la Arquidiócesis, y a través de medios digitales; mostrar la vitalidad misionera de la Iglesia de Salta; e impulsar un estado de misión permanente de las Parroquias de la archidiócesis. Más de 52 comunidades se han unido a esta “Movida Misionera”.