OMPRESS-BURGOS (11-02-20) Tras el encuentro VEM – que con “Vocación, Eucaristía y Misión” reúne a los niños que participan en las catequesis de confirmación de la archidiócesis de Burgos-, que se desarrolló este sábado en el Seminario de San José, tuvo lugar el festival de la Canción Misionera organizada por Cristianos sin Fronteras en el salón Caja Círculo de la calle Concepción. En la capital burgalesa se dieron cita cuatro grupos: el grupo Imagina de la parroquia de Santa Cecilia, de Espinosa de los Monteros; el coro «Hacemos Camino», de la unidad parroquial de El Salvador, la Ventilla y Castañares de Burgos; el grupo Autrigones y Utopía, formado por jóvenes de Pancorbo y Sedano; y el coro familiar de la parroquia de San Andrés, de Zazuar.

Lina Teresa Feijoó, coordinadora en Burgos de Cristianos sin Fronteras, explicaba que la finalidad de este festival es “evangelizar a través de la música”. “Siempre hay un tema misionero sobre el cual los participantes dan ideas de lo que es para ellos la misión. Desde Cristianos sin Fronteras damos siempre una catequesis y ellos preparan la canción por medio de esa catequesis. Han de reflexionar primero, porque tanto la letra como la música han de ser inéditas”.

El encuentro, con la presencia y cercanía del arzobispo, Mons. Fidel Herráez, se dividió en dos partes; la primera consistió en la participación de los grupos parroquiales, como siempre se ha hecho, destacando el coro formado exclusivamente por niños de Espinosa de los Monteros. “Las canciones estuvieron muy bien, muy bien hechas y trabajadas. Los que estuvimos presentes disfrutamos con un ambiente cómodo”, comenta Ramón Delgado, delegado de Misiones de la diócesis. La segunda parte estuvo dedicada al grupo «Siembra», un grupo peruano con 40 años de recorrido y procedente de la zona de Lima, cuyos componentes comenzaron cantando y animando en las parroquias. “Amenizaron el festival con canciones rítmicas y con un contexto misionero y evangélico, de reflexión y recepción de la Palabra”, añade Delgado.