OMPRESS-REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO (25-05-18) Es el título del mensaje de un puñado de obispos: “Nos negamos a morir”. Son obispos de la provincia de Bukavu, en el este de la República Democrática del Congo. Una zona de África que sufre, como muchas otras, males que, de habituales, no llegan a ser noticia. En el Día de África que se celebra hoy, 25 de mayo, resuena el grito de estos cuatro obispos congoleños.

En su mensaje hablan de sus inquietudes: “la institucionalización del espíritu de tribalismo, de división y de exclusión”, hablan también de la política económica de su país: “Los minerales son saqueados, los impuestos de los funcionarios públicos estrangulan y matan a la economía congoleña con una competencia desleal, organizada por quienes tienen la responsabilidad de proteger a este pueblo. Todo esto lleva a la miseria del pueblo congoleño y al bandidaje”.

Deploran la falta de un estado civil que, “como en cualquier país normal, haga censos de los ciudadanos según su lugar de residencia y compile regularmente estadísticas, simplemente para que el ciudadano sea reconocido como tal, y para facilitar la toma racional de decisiones sobre su bienestar”.

Denuncian la permanente inseguridad, “causada por grupos armados, bandas de criminales comunes, todos favorecidos por un gobierno flotante. De manera que la proliferación de abusos por parte de las bandas y organizaciones armadas causa desolación en todo el país, a pesar de la espectacular militarización”. Señalan que hay “tomas de rehenes con fines económicos, secuestro y mutilación criminal de niños en el territorio de Uvira y Fizi”, y asesinatos de sacerdotes que denuncian. Piden e imploran con esperanza que todos los ciudadanos “trabajemos juntos para construir una nueva cultura de paz, ciudadanía y fraternidad”.

Los cuatro obispos de Bukavu proponen una vuelta a la esperanza y a los valores africanos y de la doctrina social de la Iglesia, una vuelta al “respeto a la dignidad de la persona humana, al bien común, a la justicia social, a la paz y al trabajo”