La Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia y las Obras Misionales Pontificias (OMP) han puesto en marcha una nueva Cátedra de Misionología, adscrita a la institución universitaria, erigida por el Gran Canciller de la Facultad y Cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

La nueva Cátedra ha sido creada tras el acuerdo alcanzado por ambas instituciones. Su primer director, nombrado por el cardenal Cañizares por un periodo de tres años renovables, será el doctor y profesor de la Facultad de Teología, Mariano Ruiz Campos.

La Cátedra de Misionología se ha creado con el fin de “impulsar la formación de misioneros y el estudio de las diversas cuestiones que afectan a la actividad misionera de la Iglesia”, han indicado fuentes de la Facultad de Teología de Valencia. La Facultad de Teología contará con el asesoramiento y la colaboración económica de la Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias para desarrollar en su sede todas las actividades que se programen cada curso. La nueva institución investigadora se centrará en la formación y la docencia “acerca de las cuestiones que afectan a la actividad misionera de la Iglesia, teniendo en cuenta los nuevos problemas teológicos, culturales y sociales que surgen en los diversos campos de la evangelización”, señala el artículo primero de las normas que rigen la Cátedra.

En la presentación ha participado José María Calderón, director de OMP, que explicó que esta Cátedra de Misionología “no se crea para formar a los que luego se irán a misiones”, sino que se trata de un instrumento “al servicio de la Iglesia en Valencia en la formación con el espíritu misionero y con la inquietud de la misión”.

El acto se ha completado con las intervenciones del director de la Cátedra, Mariano Ruiz, el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, Vicente Botella (decano de la facultad) y el presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, monseñor Francisco Pérez González, quien impartió la lección inaugural, titulada “La raíz de la misión”.