OMPRESS-CÁCERES (1-12-17) El obispo de Coria-Cáceres, Mons. Francisco Cerro Chaves, escribe a los niños de su diócesis con motivo de la Navidad, animándoles a colaborar con Infancia Misionera y la tradicional hucha de compartir. Una hucha de papel que han de colorear y montar ellos mismos. En ella durante esta Navidad recogerán sus ayudas para otros niños más necesitados del mundo.

“Se acerca la Navidad. Y si siempre me gusta establecer contacto con vosotros, en esta época me entusiasma, porque veo vuestras caras de alegría, el brillo que reflejan vuestros ojos. En esta época, la más tierna del año, nos envuelve de una manera especial la magia del corazón, de corazones sencillos e inocentes como los vuestros. Solo con ellos se puede realmente vivir la Navidad.

La Navidad se acerca, y este rico momento de la historia, es el momento en que Jesús llega de la manera más tierna, como cada uno de nosotros. Viene Jesús Niño, es el nacimiento del Salvador, del Valiente, del Misionero por excelencia, del Mensajero, del Hijo de DIOS, que viene cambiar y modificar nuestras vidas, para que aprendamos con Él, a compartir y a enseñarnos el camino de la felicidad plena y duradera del Amor.

Como dice nuestro querido Papa Francisco, cada familia cristiana, como hicieron a María y José, puede recibir a Jesús, escuchar, hablar con ÉL, protegerlo, crecer con ÉL, y así, mejorar el mundo.

Nos dice, que la Navidad es un tiempo para alegrarse y compartir esta alegría con fiestas, sin olvidar que ni las comidas, ni las cenas, ni los regalos materiales son lo más importante. Esto a veces, nos puede deslumbrar y desviar del camino de la autentica Navidad.

Y lo realmente bonito, en Navidad y en toda época del año, es cuando los niños ayudan a otros niños como se viene haciendo en más de 140 países de todo el mundo. Con su Hucha del Compartir los más pequeños dais un ejemplo del espíritu navideño. Tendiendo la mano a quienes necesitan de nuestra ayuda y colaboración.

Echemos la vista a la historia, queridos niños de Coria-Cáceres. Sé que sabéis que los Magos de Oriente siguieron una estrella, la estrella que les condujo a un pobre portal, os aseguro que esa estrella con fuegos artificiales, habría pasado desapercibida, los Magos no habrían encontrado el camino y la estrella, no habría cumplido su función. Además el brillo de los fuegos solo habría durado unos minutos.

Yo os pediría que este año colocaseis en vuestro altar Navideño esa Hucha elaborada por vosotros y colocaseis vuestro granito de arena. Seguro que le provocáis una linda sonrisa al Niño de Belén.

La Navidad, no son fuegos artificiales.

La verdadera Navidad es el calor Natural del Amor: la fiesta de la pobreza de Dios que se despojo de sí mismo y vino a servir.

Yo sé que cuento con vosotros para que llevéis a vuestras casas un mensaje. Que la Santa Navidad no sea nunca una fiesta del consumismo comercial de unos fuegos artificiales que como vienen van. Que la navidad, vuestra, nuestra, sea una fiesta de alegría, de alegría duradera. De seguir la luz auténtica la que nos lleva al pesebre que habita en los corazones sencillos como el tuyo”.

La Hucha del Compartir se puede descargar en: https://www.omp.es/pdfs/InfanciaMisionera/huchacompartir.pdf