OMPRESS-MADRID (22-01-18) Mañana a las 11.00h tendrá lugar en sede de la dirección nacional de las Obras Misionales Pontificias la presentación de la Jornada de Infancia Misionera, que tendrá lugar el próximo 28 de enero, y que este año cumple su 175 aniversario.

Se darán las claves de esta Jornada impulsada por el Papa, que implica activamente a los niños en la Misión de la Iglesia; y se dará cuenta de la generosidad de los niños españoles. Además, Aarón Fernández contará su experiencia como niño misionero en México, y cómo a su regreso a España puede seguir siéndolo. Por último, el misionero murciano y obispo en Mozambique, Francisco Lerma, dará fe de las ayudas recibidas de Infancia Misionera, que han apoyado a los niños de su diócesis en el país africano, especialmente a los de un orfanato.

Francisco Lerma nació en El Palmar, Murcia en 1944. Ingresó en el Instituto de Misiones de la Consolata, y fue ordenado sacerdote en Murcia. Llegó a Mozambique con 27 años, en los últimos años del colonialismo y en la lucha por la independencia de Portugal. Vivió en la Parroquia de Maúa, en la provincia mozambiqueña de Niassa, una misión en el corazón de la guerrilla. Además de su servicio sacerdotal y de la formación a catequistas, hizo una investigación antropológica, sociológica y lingüística sobre el Pueblo Makua – una de las etnias del país – y su cultura En 2010, después de 40 años como misionero, el Papa Benedicto XVI le nombró obispo de Gurué. Esta diócesis mozambiqueña -uno de los 1.113 Territorios de Misión- tiene grupos de Infancia Misionera en cada parroquia, y además, recibe ayudas del Fondo Universal de Solidaridad de Infancia Misionera. Gracias a la generosidad de los niños del mundo, puede apoyar la compra de alimentos de un orfanato y la compra de instrumentos musicales para los niños.

Aarón Fernández Sarabia, de 14 años, nació en Gascueña, un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca. A los 9 años vivió con su familia una experiencia de Misión con la Obra Misionera Ekumene durante dos años y ocho meses en Bahía de Kino, un pueblo al norte de Méjico. Allí como familia compartió su fe y su vida y colaboró en los proyectos de misión, especialmente en aquellos en los que se trabaja con niños. En esos años escribió el diario de Aaron, una sección dentro del blog misionero de sus padres (http://familiafernandezsarabia.blogspot.com.es/p/el-diario-de-aaron.html). Actualmente vive de nuevo en Gascueña y cursa tercero de la ESO en la localidad conquense de Priego. Sigue abierto a la Misión allí donde esté y participa en un grupo de jóvenes misioneros en Priego.