OMPRESS-MADRID (7-10-20) La institución misionera ha preparado una amplia oferta de materiales dirigidos a profesores y catequistas, con el fin de que los más pequeños puedan vivir la universalidad y los valores evangélicos del Domund, los que viven los misioneros. Una de las grandes tareas de las Obras Misionales Pontificias es, sin duda, la animación misionera con los más pequeños. Por eso, una vez más y con motivo de la jornada del Domund, los profesores y catequistas pueden encontrar recursos para trabajar la dimensión misionera con sus alumnos. Para este curso, la oferta es muy amplia y adaptada al tiempo de incertidumbre que vivimos. Por ello se han propuesto actividades que se puedan hacer de forma individual en casa, en grupo en las aulas o incluso en grupo de forma virtual.

Para los pequeños de educación infantil se propone una lámina de colorear que pueden pintar a su antojo mientras se plantean unas preguntas acerca de Jesús como amigo suyo. También se les propone una canción, Deseo del grupo Hakuna, muy animada para poder bailar e incluso cantar.

Para la etapa de primaria, se propone una actividad de investigación sobre uno mismo. Para poder decir el “Aquí estoy, envíame”, del lema del Domund de este año, primero tenemos que averiguar dónde estamos. Se trata de trabajar, a través de la dinámica del árbol de la vida, cuáles son las partes más importantes en nosotros. Para así descubrir qué papel juega Dios en ella. Además, para los primeros cursos de esta etapa, se propone “El Juego”. Una actividad de tablero y dado en la que los participantes deberán superar las pruebas para llegar a la última casilla.

La propuesta para la etapa de secundaria es, sin duda, la más novedosa. Una actividad que se puede realizar de forma presencial pero también de forma virtual. El profesor o catequista debe hacer llegar a los participantes las diferentes pistas para resolver el enigma. Cuando los participantes han descifrado los diferentes mensajes ocultos, pasarán a un escape room virtual en el que deberán introducir los códigos obtenidos para encontrar así la recompensa. Descubriendo que Jesús está en su entorno, y que les está llamando para una misión. ¿Se atreverán a descubrir cuál?

También se ha propuesto un material común a todas las etapas y que el educador deberá adaptar a su grupo. Se trata de un encuentro de oración, basado en una ilustración y una serie de reflexiones que acercarán al niño, adolescente o joven a la Palabra de Dios de una forma muy íntima.

Y por si estos recursos fueran pocos, las revistas Gesto y SuperGesto están disponibles online para poder ampliar las opciones de trabajo.