OMPRESS-CHILE (19-01-18) “La Visita del Papa Francisco es verdaderamente un paso de Dios por nuestra tierra chilena”, así lo expresa la misionera española Antonia Montero. Esta religiosa de las Esclavas del Sagrado Corazón, señalaba que el Papa Francisco ha tocado “los puntos más conflictivos y dolorosos con ternura y verdad, cercanía y misericordia. El Espíritu santo se ha derramado en su modo y manera de buscar la unidad y la justicia. Su preferencia por los más vulnerables lo manifiesta tan a las claras que al verlo, por fuerza, lo sentimos como una transparencia de Jesús”.

Por su parte, el sacerdote misionero español Ángel Pascual señalaba que el Papa ha sido “claro, preciso, amable y firme… es imposible pedirle más y mejor en cada intervención”. Y es que, según este misionero, “hay laicos, muchísimos y maravillosos, en espera de que el Espíritu Santo se pose sobre la Iglesia chilena y que, con la visita del Papa y la ayuda maternal de la Virgen del Carmen, aparezca la Iglesia renovada, alegre y primaveral”. Por eso el Papa Francisco “se puede ir de Chile esperanzado en que esto puede cambiar a mejor”.

El misionero italiano Graziano Beltrami, en unas declaraciones a Vita Trentina, también señalaba que la visita del “Papa Francisco a Chile es un acontecimiento de enormes proporciones que será un fermento vivo en la sociedad”.