Este año, en el mes de octubre, se va a celebrar la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos; ha sido deseo del Papa Francisco que trate sobre el tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. El encuentro con los jóvenes y los mensajes que les ha dirigido han sido momento esenciales en su reciente visita apostólica a Chile y Perú.

En el Santuario Nacional de Santiago de Chile el Papa invitó a los jóvenes chilenos a ser “protagonistas del cambio” poniéndoles el ejemplo de “jóvenes como ustedes que se animaron a vivir la aventura de la fe. Porque la fe provoca en los jóvenes sentimientos de aventura”. Les invitó a “bajarse del sofá” y a movilizarse. Resaltó la inquietud de los jóvenes y el hecho que se mueven por ideales, a la vez que afirmó que el problema lo tienen los mayores que piensan que es fruto de la inmadurez.

Francisco dijo que: “Y por esta realidad de ustedes los jóvenes […] he convocado el sínodo de la fe y el discernimiento en ustedes, y además el encuentro de jóvenes”. La intención del Papa es escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas: “quiero escuchar a los jóvenes y por eso se hace ese encuentro de jóvenes, encuentro donde ustedes van a ser los protagonistas: jóvenes católicos y no católicos, jóvenes cristianos y de otras religiones; y jóvenes que no saben si creen o no creen, todos; para escucharlos y para escucharnos, directamente, porque es importante que ustedes hablen, que no se dejen callar”.

Francisco está convencido que los jóvenes son muy necesarios en la Iglesia y en la sociedad; les decía a los jóvenes chilenos: “Y eso es que lo que nosotros, la Santa Madre Iglesia hoy necesita de ustedes: que nos interpelen. […] Que nos digan lo que sienten y lo que piensan”. Ya que los jóvenes con su inquietud y sus interpelaciones desinstalan a la Iglesia y la ponen en movimiento; de ahí la necesidad de escucharles: “¡Cuánto necesita de ustedes la Iglesia chilena y la Iglesia universal, que nos ‘muevan el piso’ y nos ayuden a estar más cerca de Jesús! Eso es lo que les pedimos: que nos muevan el piso si estamos instalados y nos ayuden a estar más cerca de Jesús”. Para que puedan cumplir con esta labor hay una condición que también Francisco les expuso con claridad: “Sin conexión, sin la conexión con Jesús, terminamos ahogando nuestras ideas, ahogando nuestros sueños, nuestra fe y claro nos llenamos de mal humor”.

El Santo Padre ha transmitido un mensaje de confianza en los jóvenes: “Nunca pienses que no tienes nada que aportar o que no le haces falta a nadie. Le haces falta a mucha gente, y esto piénsalo, cada uno de ustedes piénselo en el corazón, yo le hago falta a mucha gente”. Por eso les puso el ejemplo de los jóvenes que aparecen en el evangelio, que con su búsqueda inquieta llegaron a encontrar a Jesús y a conectar con él, a no perder la “señal” (en referencia a los teléfonos móviles y celulares): “Los jóvenes del Evangelio que escuchamos hoy querían esa ‘señal’ buscaban esa señal que los ayudara a mantener vivo el fuego en sus corazones”.

En Perú Francisco les puso el ejemplo de los múltiples santos de aquella región: “¡Queridos amigos, cuántos ejemplos tienen ustedes! Pienso en san Martín de Porres. Nada le impidió a ese joven cumplir sus sueños, nada le impidió gastar su vida por los demás, nada le impidió amar y lo hizo porque había experimentado que el Señor lo había amado primero”. Porque el Santo Padre les insistía en lanzar un mensaje de ánimo y de esperanza: “¡No se den por vencidos, no pierdan la esperanza! No se olviden de los santos que desde el cielo nos acompañan”. Les volvía a mostrar su confianza en que sean impulso para la Iglesia desde la fe en Jesús: “Jesús quiere verlos en movimiento. Él los llevará por el camino de las bienaventuranzas, un camino nada fácil pero apasionante”.

El Papa Francisco tiene una gran estima por estos encuentros espontáneos con los jóvenes, para peguntarles y escucharles directamente. Precisamente por eso, también ha convocado en Roma del 19 al 24 de marzo de 2018 una reunión pre-sinodal con jóvenes de todo el mundo, creyentes y no creyentes. “Me alegra poder reunirme con ustedes”-les dijo el Papa- estos encuentros para mí son muy importantes y más en este año en el cual nos preparamos para el Sínodo sobre los jóvenes. Sus rostros, sus búsquedas, sus vidas, son importantes para la Iglesia y debemos darle la importancia que se merecen y tener la valentía que tuvieron muchos jóvenes de esta tierra que no se asustaron de amar y jugar su vida por Jesús”.

Las Obras Misionales Pontificias reciben del Santo Padre la tarea de la animación misionera de los jóvenes. Esto constituye uno de los puntos fuertes del trabajo del OMP España, para ello ofrece diferentes recursos pastorales que pueden ayudar a que los jóvenes se impliquen en la vida y en la misión universal de la Iglesia.

Ver recursos animación misionera de jóvenes 

Descargar PDF: Infografía Jóvenes y Misión

 

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer