OMPRESS-INDIA (18-12-17) Tras su experiencia de 18 meses de cautiverio en Yemen y su posterior liberación, el misionero salesiano Tom Uzhunnalil recibía el Mother Teresa Award for Social Justice el pasado 10 de mayo, un premio que entrega la Harmony Foundation Mumbai. Tras haber tenido la oportunidad de abandonar el país, eligió servir a los ancianos que acogían las Misioneras de la Caridad en Yemen. La Harmony Foundation reconocía “humanidad compasiva y su dedicación y compromiso para esta labor en un lugar de gran peligro”.

La Harmony Foundation se creó en 2005 con el objetivo de la armonía en la India entre las diversas comunidades y castas, al servicio de todos sin discriminación por religión, credo, género o lugar de procedencia. Valores que, sin duda, encarnaba la Madre Teresa de Calcuta. El galardón que lleva su nombre ha sido concedido a personalidades políticas, civiles y religiosas de todo el mundo, valorando los esfuerzos por la paz, la reconciliación y el servicio a los demás.

El padre Uzhunnalil fue secuestrado por un comando de hombres armados del ISIS el 4 de marzo de 2016, durante un ataque terrorista a la casa de las Misioneras de la Caridad en Adén, Yemen, en el que murieron 16 personas, entre ellas cuatro religiosas.

Tras su liberación y un periodo de recuperación en las casas de los salesianos en Italia, el religioso volvió a la India. En una entrevista tras su liberación, el pasado 12 de septiembre, recordaba que la oración fue una constante en su cautiverio, rezaba por las hermanas, por su congregación, incluso por sus secuestradores… y también para que fuera liberado si esa era la voluntad de Dios. Y aunque no tenía ni vino ni hostias, ni un misal y ni un leccionario, celebraba la Misa espiritualmente todos los días”.