OMPRESS-SEVILLA (15-06-20) Los directores diocesanos de Obras Misionales Pontificias de Andalucía Occidental Sevilla se reunían el pasado miércoles por primera vez tras la pandemia, para valorar las propuestas para el próximo DOMUND y hacer balance de situación. La reunión, explican desde Sevilla, estuvo llena de entusiasmo, con crítica constructiva, solidaridad con los que han sido más afectados por la pandemia del coronavirus y alegría porque, a partir de este lunes vuelve el trabajo presencial en la mayor parte de la direcciones diocesanos de las Obras Misionales Pontificias.

La relativa vuelta a la “normalidad” permitirá preparar la celebración del mes misionero y del DOMUND en octubre. De hecho en la reunión valoraron las propuestas de cartel y de los diversos materiales para esta cita misionera. Se insistió en que todo lo que se produzca en las Obras Misionales Pontificias lleve siempre la identidad propia, que evangelice, que llegue a la gente de la calle. Se afrontó también el tema de los jóvenes. En el acta de la reunión se recogía el compromiso por trabajar “en fidelizarlos, y aprovechar que la misión es aún un valor en alza. Trabajar como Iglesia en salida, en la línea del Papa Francisco, y con el espíritu de una ‘nueva Iglesia en ardor’, como nos decía el santo Juan Pablo II”.

Una de las propuestas es dar a conocer más la realidad de los territorios de misión: “Sabiendo que la recaudación DOMUND, principalmente, va a los territorios de misión. Se solicita sean conocidos los mismos. Que podamos conocer esos 1.110 territorios que reciben, fundamentalmente, los fondos de las Obras Misionales Pontificias”. También se trató del Fondo Nueva Evangelización de la Conferencia Episcopal que puede ayudar a los misioneros a financiar pequeños proyectos pastorales en sus destinos de misión, de lo que conviene que estén informados.