OMPRESS-TOGO (14-05-20) El noviciado de los Hermanos de San Juan de Dios de Lomé, Togo, acogía el 1 de mayo la profesión religiosa temporal de nueve jóvenes novicios procedentes de Senegal, Ghana, Malawi y Madagascar. A pesar de la pandemia y las numerosas restricciones que ha conllevado tenía lugar esta profesión de votos en el Noviciado Interprovincial San Ricardo Pampuri, el Patrono y Protector de la Provincia de Benín-Togo, un santo de la Orden cuya fiesta se celebra precisamente el 1 de mayo.

La ceremonia estuvo presidida por el hermano Jacob Tambe Ketchen, maestro de novicios, en presencia del padre Darius representante del cercano Seminario Menor y del Hno. Parfait Tchao delegado de los Superiores Provinciales. En su intervención, el hermano Jacob recordaba a los nueve jóvenes religiosos que “la profesión es un nacimiento, y en este silencio mundial se está llevando a cabo vuestro nacimiento. En esta situación de crisis sanitaria estáis llamados a asumir vuestra responsabilidad de hermanos hospitalarios. Os corresponde cuidar del mundo de la pandemia, de las agresiones contra la dignidad humana: enfermedades, de la violencia de todo tipo, injusticias, descartes, abandonos…”.