¿A QUIÉN AYUDA OMP?

ORFANATO DEL BARRIO DE MÉDINA, DAKAR

“Cuidamos de bebés huérfanos y niños en situación de abandono”

 

La Pouponnière, así se conoce a este orfanato en Dakar, fue fundado por Franciscanas Misioneras de María en 1955 para atender a los bebés huérfanos o en situación de abandono. El Fondo Universal de Solidaridad de la Obra de Infancia Misionera ayudó a esta institución en 2017 con 5.000 euros para atender a los a más de 230 niños que acoge el centro.

 

La hermana Justina Miguel Gil, misionera aragonesa, es la encargada desde hace 46 años de la Pouponnière del barrio de Médina, en Dakar, Senegal. Toda su vida se centra en la atención a estos niños más necesitados de Dakar. “Nuestro orfanato acoge a niños de Senegal recién nacidos, incluyendo prematuros, que no cuentan por diversas razones, con la adecuada asistencia de sus padres o familiares. Desde su fundación, hemos acogido a más de 4.000 bebés, de los cuales unos 3.500 eran huérfanos de madre. Las misioneras no hacemos distinción de confesión, nacionalidad u origen, para acoger a estos niños en situación de abandono. En el centro permanecen alimentados y cuidados durante su primer año de vida. Y trabajamos estrechamente con las instituciones locales para que estos niños sean atendidos por sus familias, o dados en adopción en los casos que las familias no puedan hacerse cargo de ellos”.

Infancia Misionera apoya económicamente a esta institución, en todas las necesidades básicas que implica el funcionamiento del orfanato, mantenimiento y reparaciones, gastos de farmacia para la atención de los niños, cuidado hospitalario cuando es necesario, comida, electricidad…. El año pasado envío 5.000 euros para cubrir algunas de las necesidades del orfanato.

Los gastos son numerosos explica Justina de Miguel, “el año pasado la temporada de lluvias ha sido especialmente dura, sufrimos una epidemia de bronquiolitis, que nos hizo temer por la salud de nuestros niños. Pero el excelente trabajo realizado por el equipo del hospital y la ayuda médica de profesionales comprometidos que nos ayudan, hizo posible que los niños enfermos salieran adelante. Damos gracias a Dios por ello y le pedimos que estos niños puedan seguir creciendo felices y fuertes gozando de buena salud”.

“Además hemos tenido que realizar algunas obras en la Pouponnière para mejorar las condiciones de higiene y seguridad en las zonas donde cuidamos a los niños. Y hemos tenido que instalar un nuevo estabilizador eléctrico, porque debido a unas fuertes subidas de tensión, muy habituales en Dakar, se estropearon muchos de nuestros aparatos, los calienta biberones, las lámparas, ordenadores… En fin, un arreglo que tocaba hacer hacía tiempo y que debido a la alta inversión que supone habíamos retrasado hasta ahora”.

La hermana Justina agradece la generosidad de los donantes “en el 2017 gracias a la generosidad de muchos hemos ayudado a 83 niños acogidos, 33 niños huérfanos de madre, 26 niños abandonados, 12 niños que sus madres estaban enfermas, 12 niños que nos han sido remitidos por los servicios sociales. En el 2017 25 niños fueron dados en adopción y otros 45 han vuelto con sus familias”.

“La comunidad de las hermanas todo el equipo del orfanato y del hospital, queremos agradeceros el apoyo incondicional que nos habéis dado a lo largo de este año nos reconforta y reconforta los corazones de nuestros pequeñines” concluye esta misionera aragonesa.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer