OMPRESS-KENIA (7-02-20) El fundador del primer centro de producción audiovisual católico en Kenia y África Oriental, el padre Richard J. Quinn, fallecía el lunes 27 de enero en el Maryknoll Center, Nueva York, a la edad de 93 años. Este misionero fue director de Ukweli Video Productions (UVP) durante 26 años. Su interés era evangelizar a través de la imagen y, según quienes le conocieron, fue un sacerdote excepcional que inspiró a muchos otros.

Mons. Joseph Obanyi, obispo de la diócesis de la diócesis de Kakamega, en Kenia, el padre Quinn fue quien le inspiró a tomar la decisión de ser sacerdote: “Fue un gran padre y mentor durante toda su vida sacerdotal. Aprendí de él la generosidad, el desprendimiento, la fe, el amor profundo por la Iglesia y, sobre todo, el papel de todos los fieles cristianos en la misión de la Iglesia”.

Según Mons. Obanyi, el padre Quinn apostaba por los laicos como evangelizadores “en un momento en el que muchas personas no pensaban así”. Por eso creó “el primer Centro Pastoral de Kenia y, de hecho, de toda África del Este y Central, el ‘Centro Viongozi’, para capacitar a líderes laicos en la labor evangelizadora de acuerdo con el, entonces, recientemente promulgado documento del Vaticano II Christifideles Laici”, explicaba el obispo, que es también presidente de la Comisión de Comunicaciones Sociales en la Conferencia Episcopal de Kenia.

El padre Richard Quinn promovió el arte y el drama africano en la evangelización. En su libro “Who Is Stealing Our Sheep” (Quién está robando nuestras ovejas), recopiló los desafíos de la fe entre los católicos, especialmente los ataques de sectas en Kenia. Produjo algunos de los mejores documentales en vídeo de Kenia y Tanzania, muy conocidos, como la serie Catholic Answers, y capacitó a muchos hombres y mujeres jóvenes en el campo de la producción cinematográfica y de vídeo”. Como explica Mons. Obanyi, el misionero estaba convencido de que la Iglesia necesitaba salir a evangelizar y “creía que había llegado el momento de que la Iglesia saliera del púlpito y en los mercados y proclamara a Cristo sin temor. Él creía que si la Iglesia no salía a buscar las ovejas perdidas, acabaría perdiéndolas”.

El padre Quinn produjo vídeos excelentes “en los que vinculaba a las pequeñas comunidades cristianas con la evangelización”, explicaba el padre Joseph Healey, hermano de congregación de este misionero de Maryknoll. “Produjo cientos de vídeos y diez de estas producciones fueron sobre pequeñas comunidades cristianas en las que promovía la evangelización con acción, misión y servicio” añadía. Le conocía muy bien porque estuvo “con el difunto padre Quinn durante 10 años y conocí algunas de sus producciones, que incluyen ‘The Bible Alive’, ‘The Church in the Neighborhood Small Christian Communities’ y ‘The Fish Group’, entre otras”.

El misionero ha sido enterrado en Maryknoll, Nueva York, el pasado lunes, y el próximo 22 de febrero, tendrá lugar una misa en su recuerdo en la Iglesia de San Francisco Javier en Parklands, Nairobi, Kenia.