OMPRESS-SEÚL (17-09-18) Este fin de semana tenía lugar en Seúl la ceremonia de proclamación de las “Rutas de Peregrinación Católicas de Seúl”. Con la bendición del Papa Francisco, Mons. Rino Fisichella, la proclamación solemne contó con la presencia del presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, del cardenal arzobispo de la misma Seúl, Mons. Andrew Yeom Soo-jung, y de Mons. Alfred Xuereb, nuncio apostólico en Corea.

Se trata de una iniciativa surgida a partir de la visita apostólica del Papa Francisco a la capital de Corea del Sur en el 2014, aunque hunde sus raíces en la historia de la fe católica en este país. Una historia que comenzó en Pekín en 1784, con el bautismo del primer católico coreano, Yi Seung-hun, y que tuvo como hitos los numerosos mártires de esta Iglesia.

La historia de la Iglesia católica coreana está viva y se puede palpar en las tres rutas de peregrinación con las que se podrá “peregrinar” por unas calles cargadas de testimonios de fe.

La primera ruta comienza en la catedral de Myeongdong, donde tuvo lugar el primer bautismo ya en suelo coreano. Se atraviesan los barrios antiguos de la ciudad, y se llega al arroyo de Cheonggyecheon, al palacio de Changdeokgung y a la Iglesia de Jongmyo. Se pasa por Podocheong, un lugar donde numerosos católicos fueron torturados y martirizados por la Iglesia de Jongno, que guarda las reliquias de 22 santos mártires.

La segunda ruta comienza en Gye-dong donde el misionero chino James Zhou Wen-mo celebró la primera misa en suelo coreano. En aquel entonces Gye-dong era una aldea. Esta ruta conduce a varios sitios donde fueron arrestados católicos, hasta llegar al santuario de los mártires de Seosomun, donde la mayor parte de los mártires fueron decapitados. El destino final es la Iglesia de Yakhyeon, la primera iglesia de estilo occidental construida en Corea, que tiene a su cargo el mantenimiento del Centro para la Memoria de los Mártires de Seosomun.

La tercera y última ruta de peregrinación recorre la orilla del río Hangang y algunos de las iglesias más importantes de Seúl, como la de Saenamteo, donde fue ejecutado el primer sacerdote católico, el misionero chino James Zhou Wen-mo. La última localización es la Iglesia de los mártires Jeoldusan, con 27 mártires canonizados y el Museo de los Mártires, que atrae a numerosos peregrinos tanto de Corea como del extranjero.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer