OMPRESS-PERÚ (27-09-18) Con diversos actos se ha celebrado durante el mes de agosto el centenario de la Misión de San José Koribeni, en las orillas del río Urubamba, un río que nace en el Perú, pero que ya forma parte de la cuenca del Amazonas. En esta zona llevan 100 años de presencia ininterrumpida los hijos de Santo Domingo, cerca de los nativos matsigenkas. El dominico navarro Roberto Ábalos es uno de los misioneros que siguen haciendo viva esta presencia en San José Koribeni.

Los mismos misioneros prepararon el programa de actividades que durante todo agosto creó un ambiente de celebración en torno al centenario. También crearon un museo “para que los niños y jóvenes no se olviden de sus raíces y estén orgullosos de ellas y sean agradecidos con sus antepasados”, señala en una carta Roberto Ábalos. También han recogido en una publicación documentos de los misioneros y otras informaciones. Una oportunidad también para ayudar a quienes lo necesitan, porque han inaugurado doce viviendas.

El primer misionero en llegar a Koribeni, en 1918, fue el misionero José Pío Aza. Este dominico asturiano pero han sido muchos los que han dedicado su vida a los demás en esta misión. Hace 50 años llegaron las Misioneras Dominicas del Rosario… pero, como explican los dominicos la celebración del centenario también quiere ser un “homenaje a todos los paisanos y paisanas matsigenkas que han dejado sus huellas y semillas en esta bendita tierra de misión. Igualmente a todos los misioneros y misioneras que han regalado lo mejor de sus vidas en Koribeni y todas sus comunidades. Homenaje también a todas y todos los misioneros seglares, profesores y voluntarios que también han regalado muchos años de sus vidas a esta Buena Aventura”.

Eje central de esta celebración ha sido la creación del Museo de la Misión y Comunidad de Koribeni. Está ubicado en las tres aulas, que también forman parte y son piezas del mismo museo, porque fueron construidas por el misionero Daniel López con la ayuda de todos los paisanos de la comunidad e inauguradas solemnemente, el día 14 de agosto del año 1967. En la primera de las aulas se expone lo que era la vida y labores de los matsigenkas de Koribeni cuando llegaron los primeros misioneros dominicos. En la segunda, se dan pinceladas de la obra de estos misioneros y misioneras en los campos de la educación, la salud, la catequesis. La tercera recoge el encuentro de culturas: la Matsigenka y la Quechua. Y es que también hay comunidades quechuas que pertenecen atendidas por la misión.

En enero de este año, en Puerto Maldonado, el Papa Francisco se reunió con los pueblos originarios de la Amazonia: allí estaban los matsigenkas de Koribeni. Para ellos y sus hermanos indígenas convocó el Papa el sínodo de la Amazonia del próximo año. Y, no dudó en pedirles: “ayuden a sus misioneros y misioneras, para que se hagan uno con ustedes”. Es lo que han hecho durante estos 100 años en la misión de San José Koribeni.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer