OMPRESS-CUBA (15-12-17) La primera comunidad de Agustinos Recoletos en Cuba se constituirá el próximo febrero. Así lo anunciaba la Orden esta semana. Cuatro son los religiosos que comenzarán esta primera misión recoleta en Cuba, en concreto en la parroquia de Antilla, en la diócesis de Holguín.

Jairo Gordillo, Noé Servín, Ismael Xuruc y Joel Naranja han sido los designados para la nueva misión por el prior general, el español Miguel Miró. Los cuatro, que proceden de Colombia, Costa Rica, Guatemala y Filipinas, formarán una comunidad internacional e interprovincial, ya que provienen de provincias distintas.

Esta comunidad de Cuba no pertenecerá a ninguna provincia sino que dependerá directamente del prior general. La labor de los cuatro religiosos consistirá inicialmente en atender la parroquia de Antilla y las zonas pastorales de Báguanos y Tacajó, todo ello en la diócesis de Holguín.

En la carta en la que el prior general anunciaba su decisión, Miguel Miró ha alabado el ofrecimiento de Jairo, Noé, Ismael y Joel a formar parte de la nueva misión de Cuba: “Admiro su disponibilidad y su testimonio; me conmovió la alegría que todos expresaron cuando les llamé”. El prior general hizo una llamada a toda la Orden de los Agustinos Recoletos pidiendo voluntarios que quisieran constituir la nueva comunidad de Cuba. La carta fue remitida el 19 de agosto, festividad de San Ezequiel Moreno. “Necesitamos decisiones audaces que hagan creíble nuestra pobreza, nuestra vida fraterna y nuestra experiencia misionera”, decía la misiva. Se ofrecieron 23 religiosos.

El perfil de los miembros de la nueva misión de los Agustinos Recoletos es concreto y directo. “Deben estar dispuestos –decía la carta de Miguel Miró- a vivir la pobreza en un país empobrecido; dispuestos a vivir según el Proyecto de vida y misión: en comunidad y elaborando los proyectos en común, compartiendo su misión con otras congregaciones y con los laicos, en comunión con la diócesis y con sus planes pastorales. Los hermanos de esta comunidad necesitarán oración, sabiduría y creatividad para anunciar el Evangelio a los que no han oído hablar de Cristo o viven alejados de la Iglesia”.