OMPRESS-FILIPINAS (20-03-20) La diócesis filipina de Kalookan ofrece sus iglesias e instalaciones si hubiera necesidad para que se utilicen para pacientes con coronavirus como hospitales temporales, algo que ha hecho siempre en las últimas catástrofes que han afectado al archipiélago. Esta diócesis católica está en Metro Manila, la gran región que engloba la capital de Filipinas y sus alrededores con casi 25 millones de habitantes.

El obispo de Kalookan, Mons. Pablo Virgilio David, señaló que la diócesis está dispuesta a abrir sus edificios en caso de que las instalaciones de salud pública se vuelvan insuficientes. “Si necesitamos abrir nuestras iglesias, capillas y escuelas y convertirlas en hospitales de campaña temporales para los enfermos, debemos hacerlo en nombre de la compasión y la caridad cristianas”, señalaba el obispo. “Preparémonos para ser voluntarios y movilizar a otros voluntarios para ayudar al sector público a atender a las víctimas”. Mons. David también recordó a los fieles que se preocupen especialmente de los pobres: “Tomemos esta crisis, como miembros del Cuerpo de Cristo, como una oportunidad para expresar un verdadero cuidado y compasión al menor de nuestros hermanos y hermanas”.

Las declaraciones se recogían en un comunicado el 14 de marzo, cuando el gobierno colocaba Metro Manila en cierre temporal debido a la propagación del coronavirus. Aquel día el Departamento de Salud filipino anunció 13 casos confirmados adicionales del COVID-19 en Filipinas, lo que elevaba el número total de casos a 140. En la actualidad hay 230 casos y se han producido 18 muertes.

La diócesis ha suspendido misas y otras actividades públicas como medida preventiva para evitar la propagación del virus, hasta el 14 de abril, ya que el gobierno implementó una “cuarentena comunitaria” y prohibió las asambleas públicas. Esto también significa que las celebraciones litúrgicas durante la Semana Santa no estarán abiertas al público. No habrá, explicaba el obispo, ni bendición pública de palmeras, ni “Visita Iglesia” (en Filipinas esta práctica de visitar los monumentos de Semana Santa se dice con esta expresión en español), ni las Siete Palabras, ni la procesión del Viernes Santo ni “Salubong” de Pascua, el saludo de la Virgen a Cristo resucitado el domingo de Pascua.