OMPRESS-ECUADOR (29-01-20) En el Vicariato Apostólico de Puyo, en la región amazónica de Ecuador, durante este mes de enero la Semana Misionera, en Sarayacu y Pakayacu. La celebración de esta semana misionera contó con la colaboración de las Misioneras de María Corredentora y de los Misioneros Javerianos que atienden pastoralmente la zona pastoral de estas parroquias y de estas comunidades indígenas.

En otra Parroquia, la de Fátima, que engloba a los sectores de San Pablo de Alisungo y Alisungo, Unión de Llandia y las Américas, se celebró una clausura solemne de su semana misionera, con una misa de acción de gracias en el Santuario, presidida por el Obispo de Puyo, Mons. Rafael Cob, acompañado por su párroco P. Mauricio Espinosa. Partiendo en procesión desde el espacio cubierto hasta el templo, participaron con gran alegría los representantes de estos sectores quienes después se comprometieron a continuar la Misión con su compromiso.

Igualmente, la parroquia de Mera, este pasado domingo 26 de enero clausuró su semana misionera con la misa de acción de gracias presidida también por el obispo. A todos los presentes, el prelado del Vicariato Apostólico de Puyo les agradeció, en su homilía, agradeció la presencia de los laicos en estas semanas que se han ido organizando en el vicariato y expresó su confianza de que surja en ello el compromiso para evangelizar de modo misionero sus comunidades con la actitud de una Iglesia en salida y sinodal, además de mantener este espíritu con la lectura de la lectio en comunidad, la eucaristía y el visiteo, trípode que sostiene todo el trabajo. “La Misión continúa” es la frase que se ha repetido durante esta etapa del curso pastoral. Esta semana, en la cabecera del vicariato, en la catedral de la misma localidad de Puyo, se iniciaba también la Semana Misionera.