OMPRESS-SIERRA LEONA (17-12-19) Fue el 8 de julio de 1950 cuando llegaban los primeros cuatro misioneros javerianos a la que sería la Misión Javeriana de Makeni, Sierra Leona. Los cuatro eran italianos: Azzolini, Stefani, Calza y Olivani. Desde entonces, en una sociedad donde los cristianos apenas son el 20% han ofrecido el Evangelio de Cristo como una palabra de amor que cambia la vida de las personas y las compromete a construir una sociedad más humana.

En la diócesis de Makeni, que ocupa el norte de Sierra Leona, los javerianos se volcaron en ser testimonio de Cristo ayudando a los demás pusieron en marcha escuelas, dispensarios, hospitales y muchas otras obras sociales, en beneficio de una población predominantemente musulmana. Un servicio misionero abierto a todos.

El padre Gerardo Caglioni, misionero javeriano que continúa la misión de tantos hermanos suyos, y con una larga experiencia en Sierra Leona, hace una reflexión que recoge la agencia Fides sobre este jubileo que celebrarán durante este año:

“La Biblia a menudo nos habla de números, que suelen tener un valor simbólico o didáctico. Otras veces nos muestran el camino o los límites de nuestro vivir y ser. En este sentido, siempre me intrigó la oración del salmo 90 que se expresa de la siguiente manera: ‘Los años de nuestra vida son setenta, ochenta para los más robustos, y su agitación es fatiga y desilusión; pasan rápido y nosotros volamos’. Me gustaría comenzar con esta cita para unirla a lo que celebramos este año que viene, y extraer, libremente, algunas reflexiones. Los misioneros javerianos de Sierra Leona desean celebrar el ‘70 aniversario de Fundación’ durante todo un año que deberíamos llamar ‘jubilar’. En este largo periodo ha nacido y crecido una nueva iglesia africana, la Iglesia de Makeni. Caminando a lo largo de la historia, hemos llegado al ‘septuagésimo año’, el año que nos dice que hemos completado el proyecto que el Señor nos confió en ese período de tiempo puesto a nuestra disposición. A disposición también de los muchos misioneros que han trabajado aquí en estos setenta años. Probablemente quedan más años para trabajar un poco más, pero, al final, todos estaremos… ya ‘volando’ para siempre”.

“Estos años de fatigas han pasado rápidamente. ¡Los hombres y mujeres que han trabajado aquí han sido tantos! Pero la decepción nunca ha prevalecido, al contrario, siempre ha vencido la esperanza y el optimismo, característicos de los cuatro pioneros y fundadores: Augusto Fermo Azzolini, Pietro Serafino Calza, Camillo Olivani y Attilio Stefani. Estos, Estos, tras partir del puerto de Liverpool el 29 de junio en la nave Apapa, desembarcaron en Freetown el 8 de julio de 1950, recibidos por dos padres del Espíritu Santo con un católico ‘Dominus vobiscum’. En los 70 años de vida de la misión Javeriana de Makeni, estos cuatro pioneros nunca se quedaron solos. Casi todos los años, regularmente, pequeñas expediciones han enriquecido siempre la primera expedición de fundación, y poco a poco las presencias contemporáneas han superado las 40 unidades. Junto a ellos, muchas hermanas y muchos laicos comprometidos siempre los han acompañado en su vida misionera. Y puesto que habían venido… a fundar una Iglesia, también la han hecho crecer con el clero local, que ahora está reemplazando gradualmente a los padres y fundadores de esta nueva iglesia africana. Me parece hermoso cerrar esta página con una oración: he aquí, Señor, nuestros setenta años de misión en Sierra Leona, son nuestro trabajo y nuestra fatiga, pero también toda nuestra alegría. Te los presentamos para que los bendiga y se conviertan en la vida de esta parte de África tan querida por nosotros”.