El encuentro con Jesús resucitado y la misión rejuvenecen a la Iglesia, Documento final de la Asamblea del Sínodo de Jóvenes.

 

Acaba de ser publicada la versión en español del Documento final de la Asamblea del Sínodo de los Obispos sobre el tema “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” En él se puede apreciar el esfuerzo que se ha hecho para reflexionar acerca de lo que significa que la Iglesia sea joven y para los jóvenes. El encuentro con Jesús resucitado y el envío misionero son la clave para mantener este dinamismo renovador que rejuvenece a la Iglesia.

En el número 69 del Documento se les recuerda a los jóvenes lo que el Papa Francisco dice a todos los bautizados, que tenemos que tener presente que “yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo” (EG 273). No hay que olvidar que estamos en el periodo de preparación para el Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019. En esta tarea pastoral  el Documento puede servir de ayuda para animar a los jóvenes a vivir la realidad que su vida es una misión. Recordemos que el  Papa Francisco ha dado a la Iglesia unas dimensiones para trabajar el Mes Misionero Extraordinario y que no pueden faltar: Encuentro personal con Jesucristo, vivo en su Iglesia; Testimonio; Formación y Caridad misionera.

La tercera parte del Documento lleva por título “Enseguida se pudieron en camino” y es la que está en más estrecha relación con la misión. En los números introductorios y en base al relato de los discípulos de Emaús (Lc 24,32-35), se analiza cómo puede mantenerse joven la Iglesia; de ellos podemos extraer claves para la animación y formación misionera de los jóvenes:

Encuentro personal con Jesucristo, vivo en su Iglesia

“El icono de María Magdalena (cf. Jn 20,1-18) ilumina el camino que la Iglesia quiere recorrer con los jóvenes y para los jóvenes, como fruto de este Sínodo: un camino de resurrección que lleva al anuncio y a la misión” (n. 115).

Testimonio

“No se trata, pues, solo de hacer algo ‘por ellos’, sino de vivir en comunión ‘con ellos’, creciendo juntos en la comprensión del Evangelio y en la búsqueda de formas más auténticas para vivirlo y testimoniarlo” (n. 116).

Formación

“Sabemos que para ser creíbles debemos vivir una reforma de la Iglesia, que implica la purificación del corazón y cambios de estilo. La Iglesia debe dejarse realmente modelar por la Eucaristía que celebra, como culmen y fuente de su vida: la forma de un pan hecho de muchas espigas que partimos para la vida del mundo. El fruto de este Sínodo, la decisión que el Espíritu nos ha inspirado a través de la escucha y el discernimiento, es el de caminar con los jóvenes, yendo hacia todos para testimoniar el amor de Dios” (n. 118).

Caridad misionera

“El Evangelio nos pide ser audaces y queremos serlo, sin presunción y sin hacer proselitismo, dando testimonio del amor del Señor y tendiendo la mano a todos los jóvenes del mundo” (n. 117).

 

Encuentro personal con Jesús, testimonio de cercanía, formación espiritual y audacia evangélica son esenciales para que la Iglesia se mantenga en constante dinamismo de renovación, sea cercana a los jóvenes y capaz de salir al encuentro de los jóvenes de todo el mundo. Todo un programa de animación misionera en la preparación para el Mes Misionero Extraordinario.

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer