OMPRESS-ECUADOR (24-09-20) En libro, la biografía de la hermana irlandesa Clare Crockett, la joven religiosa que falleció en el terremoto de Ecuador de abril de 2016, un testimonio de vida y de seguimiento de la propia vocación. Clare Crockett quiso siempre ser una gran actriz de Hollywood. A la edad de 14 años comenzó a interpretar diversos papeles, presentando un programa de Nickelodeon a los 16. Incluso logró un pequeño papel en una película. Pero como ella decía: “Ni el éxito, ni la fama, ni el amor humano podrían llenarme”. Lo dejó todo y, siguiendo el llamado de Dios, entró en la vida religiosa. Moriría en el terremoto de 2016 en Ecuador, junto a cinco postulantes a las que estaba enseñando a tocar la guitarra. En el primer aniversario de su muerte, las Siervas del Hogar de la Madre, la congregación en la que se consagró a Dios, establecieron su primer convento en su Irlanda natal, en Roscommon.

Coincidiendo con el décimo aniversario de otra fecha importante de la vida de Clare, el día en que profesó sus votos perpetuos como religiosa, el pasado 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de María, se presentaba, en inglés, la primera biografía sobre su vida, con el título: “Hermana Clare Crockett: Alone with Christ Alone”, escrita por la hermana Kristen Gardner, SHM. La hermana Kristen ha sido también la productora del documental sobre su vida “O Todo o Nada: Hna. Clare Crockett”, que ya ha alcanzado más de 2,3 millones de visitas en Youtube. En la presentación la hermana Hna. Kristen Gardner señala en la introducción: “Este libro está lejos de ser una biografía completa. Han pasado sólo cuatro años desde la muerte de Hna. Clare y aún quedan muchos, muchos testimonios por recoger. Espero, sin embargo, que permita que, todos aquellos que hayan oído hablar de su muerte y hayan visto el documental Todo o nada, la conozcan mejor, incluso quienes la conocieron personalmente aprenderán mucho de la Hna. Clare, como yo he hecho”.

Resulta conmovedor recordar el relato que las mismas Siervas del Hogar de la Madre hicieron del terremoto y del fallecimiento de sus hermanas en Playa Prieta, Ecuador. Era el 17 de abril de 2016, al día siguiente de la catástrofe: “Quedaban bajo los escombros todavía la hermana Clare y cinco postulantes. Las familias de las jóvenes consiguieron llegar al lugar del siniestro. A las ocho menos diez de la tarde (hora española), llegó la primera temida noticia. Habían localizado el cuerpo sin vida de Jazmina. Nosotras, en España, estábamos rezando las vísperas. Al recibir la noticia, muchas hermanas no pudieron ocultar su emoción. Cuando, finalmente, una voz consiguió reanudar el rezo, la palabra de Dios brilló iluminando el doloroso momento. No había sido preparado por nosotras, pero sí por la providencia llena de ternura del Señor. Era el Salmo 111, de las segundas vísperas del domingo del Buen Pastor: ‘No temerá las malas noticias, su corazón está firme en el Señor. Su corazón está seguro, sin temor’. Horas después, alrededor de la una de la madrugada (hora española) del lunes 18 de abril, nos llegó la confirmación de que el equipo de rescate había conseguido localizar los cuerpos sin vida de la hna. Clare, Mayra, Mª Augusta, Valeria y Catalina. Como hermanas que se quieren de verdad en el Señor, lloramos la pérdida de nuestras hermanas, pero la fe nos asegura que la ‘muerte no es el final del camino’. La hna. Clare llevaba casi quince años entregada a Dios. Era una hermana generosísima, con un don de simpatía muy especial y con un carisma único para tratar con niños y jóvenes. Las postulantes hacía apenas un año que habían entrado y se preparaban con generosidad para llegar a ser Siervas. Pero a todas encontró el Señor preparadas. Desde que el teléfono sonó por primera vez, pedimos a nuestra Madre del Cielo que las protegiera a todas bajo su manto. No dudamos de que lo ha hecho. Y ahora, nuestra mirada se dirige hacia el Cielo, donde esperamos –por la misericordia del Señor– que el Señor las haya recibido”.

Para más información sobre la hermana Clare: https://www.hermanaclare.com/.