OMPRESS-ROMA (28-10-20) Ya está disponible el informe sobre la labor llevada a cabo en el 2019 por la red Talitha Kum, creada por las congregaciones religiosas para luchar contra el tráfico de personas en todo el mundo de una manera coordinada y eficaz. Creada hace ya 10 años, en el 2009, ha ido integrando cada vez más las actividades que cientos de religiosos, sobre todo religiosas, realizan en todos los confines del mundo para luchar contra las esclavitudes modernas que sufren los más vulnerables. El mismo nombre de la red Talitha Kum, “niña, levántate”, la frase que Jesús le dirige a la hija de Jairo, en el Evangelio de Marcos, para que resucite, ya explica mucho de cómo las mujeres y los niños son los que más sufren esta lacra.

Como explica el informe de actividades, durante el año 2019 Talitha Kum operó en 92 países de los cinco continentes, con un aumento significativo de actividades y colaboradores, así como en el número de países en que tiene presencia. Así en el 2019 se establecieron cuatro redes nacionales: una en Túnez, una en Mozambique, una en Etiopía, una en Taiwán, además de crearse una red regional en Medio Oriente, que incluye los países de Líbano, Siria y Jordania.

El Informe presenta la estructura de la red Talitha Kum, las áreas de actividades que van desde la prevención a lo que llaman acusación o denuncia, pasando por la protección a las víctimas. Recogen los programas educativos, de formación y de sensibilización ante el fenómeno de la trata y la creación de redes de apoyo a las personas vulnerables.

Como les dijo el Papa Francisco a los miembros de la red hace menos de un año, “en la lucha contra la trata, las congregaciones religiosas están llevando a cabo su tarea de animación carismática de las Iglesias locales de manera ejemplar. Sus intuiciones e iniciativas pastorales han trazado el camino para una respuesta eclesial urgente y eficaz”.