OMPRESS-INDONESIA (4-02-21) La red que aúna a cientos de religiosas en lucha contra el tráfico de personas ha anunciado el establecimiento de una nueva red local en Yogyakarta, en la isla de Java, que permitirá coordinar los esfuerzos contra esta cruel lacra de nuestra época. Fue en el 2001 cuando los Unión Internacional de Superioras Generales de congregaciones religiosas pusieron en marcha Talitha Kum. Con ella se coordinan los esfuerzos de las congregaciones femeninas contra el tráfico de personas, facilitando la creación de redes, la comunicación y la formación.

El pasado 26 de enero Talitha Kum Indonesia lanzaba su nueva red en Yogyakarta, en un seminario organizado para prevenir la trata de seres humanos. Al seminario de concienciación acudieron seis órdenes religiosas y cinco ONGs, además de representantes de la Iglesia local. Con esta nueva red ya son ocho las presentes en las islas de Indonesia: Yakarta, Lampung-Palembang, Medan-Sibolga-Makasar, Menado-Sulawesi, Malang Raya-East Java y esta última de Yogyakarta. Las redes de Talitha Kum Indonesia, explican ellos mismos, están creciendo para combatir la trata de personas a pesar del pequeño número de religiosas en el país.

El objetivo de Talitha Kum en Asia es fortalecer las redes entre personas consagradas, tanto mujeres como hombres, para hacer del tema de la trata de personas una prioridad, además de crear nuevas en cada país. Ya están en proceso de creación las redes de Vietnam y Bangladesh.

La misión y objetivo de esta red internacional es acabar con el tráfico de personas (#endhumantrafficking) a través de iniciativas de colaboración centradas en la prevención, la protección, la reinserción social y la rehabilitación de quienes sobreviven, en la denuncia y la defensa, promoviendo además acciones que incidan en las causas sistémicas que generan y fomentan el tráfico de seres humanos,