OMPRESS-CUENCA (25-01-18) En medio de la celebración de la patrona de Tarancón, la Virgen de Riansares, que este fin de semana se despide de Tarancón para volver a su ermita, tendrá lugar el II Encuentro de Infancia Misionera de la diócesis de Cuenca. El año pasado el encuentro tuvo lugar en la misma capital. Este año se ha querido acercar la celebración a todos los niños de colegios y parroquias de esta zona de la Mancha alta.

El encuentro se ha preparado junto a Manos Abiertas Olimpiada de la Paz, un entusiasta grupo de jóvenes de la misma localidad de Tarancón. Desde Misiones Cuenca consideran que el lema de Infancia Misionera de este año, “Atrévete a ser misionero”, interpela a pequeños y grandes. Por eso, habrá oración y actividades para que los niños aprendan los valores y la acción misionera a través de gymkhanas, juegos, teatro…

Todo comenzará a las 11:00h en la Iglesia de San Víctor y Santa Corona y, de allí, para las actividades, pasarán al Pabellón de Ferias. Tras la comida conjunta de hermandad, por la tarde, se acudirá a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Allí la Virgen de Riansares será testigo de la ceremonia de envío de los pequeños misioneros, con la imposición de la cruz misionera. Los niños podrán despedir a la Virgen que lleva seis meses en el pueblo y este 28 de enero, fiesta del patrono de la diócesis de Cuenca, San Julián, vuelve de nuevo a su ermita.